Protectores solares, algunos datos a tener en cuenta.

Con la llegada del buen tiempo, nuestra piel se expone más a las radiaciones solares. 
El sol nos da la vida y nos ayuda a sintetizar la vitamina D, pero en exceso acelera el envejecimiento y puede provocar reacciones alérgicas. Como siempre, la moderación es la clave para beneficiarnos del astro rey.
Me he encontrado que existen dudas con respecto a las diferencias entre los protectores solares físicos y los químicos (convencionales). Voy a enumerar brevemente las diferencias principales en este cuadro.
¿Sabías que…?

  • Los rayos UVA son los causantes de la pigmentación de la piel. Penetran en la dermis, que es la capa más profunda de la piel. Son responsables del envejecimiento prematuro, manchas y cáncer de piel.
  • Los rayos UVB son los que provocan enrojecimiento. Penetran en la epidermis, que es la capa más superficial de la piel. En exceso, causan las quemaduras.
  • Las cremas con factor protector solar 30 no ofrecen el doble de las que tienen un factor protector solar 15. Aplicado correctamente, los filtros con SPF15 protegen el 93 % de los rayos UVB, mientras que los de SPF30, ofrecen un 97 %. Es mucho más importante aplicar la loción solar regularmente y con la cantidad apropiada.
  • Existen lociones solares resistentes al agua hechas a base de aceites minerales y siliconas que causan sarpullidos. Hacen como un efecto film y no la dejan transpirar.
  • La escala de valoración del índice de protección solar es diferente en Europa, América o Asia. Por eso, es importante saber de donde proviene la fabricación del protector. En Europa, COLIPA.
¿Qué debemos tener en cuenta para escoger un protector solar?

  • Determinar cuál es nuestro tipo de piel. Parece obvio pero muchas veces entre miembros de la misma familia con diferentes tipos de piel y por lo tanto diferentes necesidades, se aplican todos el mismo protector. 
    • Tipo 1. Clara con ojos claros. Nunca se broncean, se queman siempre. Los bebés menores de 12 meses formarían parte de este tipo.
    • Tipo 2. Clara con cabello claro y ojos claros o castaños. Por lo general se queman y a veces se broncean, aunque les cuesta bastante.
    • Tipo 3. Es la más común. Medio clara. Se queman moderadamente y se brocean gradualmente.
    • Tipo 4. Medio clara-morena con ojos oscuros. Se queman muy poco y se broncean bastante.
    • Tipo 5. Morena. Raramente se queman y se broncean rápido.
    • Tipo 6. Negra. Nunca se quema y se broncean muy rápido.
  • Los bebés y los niños pequeños no deberían tomar el sol en las horas donde la radiación es más intensa. Siempre protegidos con gorritos y/o camisetas.
  • En los protectores químicos debemos tener en cuenta que tanto si es SPF30 como SPF90 nunca vamos a tener protección al 100 %. Está demostrado que los rayos UVA son los responsables de la mayor parte de los daños causados en la piel, incluyendo posibles daños genéticos a las células de la piel. El uso de altos niveles de protección solar puede agravar este problema ya que la gente piensa que gracias a ellos pueden estar más tiempo expuestos al sol.
  • El índice de protección nos indica más que la cantidad de minutos que podemos estar en el sol sin llegar a quemarmos. Debemos coger la referencia de los 10 MINUTOS, que es cuando nuestra piel empieza a experimentar un ERITEMA (cuando se pone roja y nos quemamos). 
  • Está claro que a mayor SPF, mayor protección pero esa idea del SPF alto no es tan relevante.

LA PROTECCIÓN REAL O EFECTIVA DE LOS PROTECTORES CON DIFERENTE

 SPF ES LA MISMA, SÓLO CAMBIA EL TIEMPO DE EXPOSICIÓN.
  • SPF20: 10 minutos x 20 = 200 minutos de protección.
  • SPF50: 10 minutos x 50 = 500 minutos de protección.
Pero… Aplicar el producto correctamente es tan o más importante. ¿Qué debemos tener en cuenta?
  • Hay especialistas y dermatólogos que no recomiendan protección solar 50 porque por muy mayor que sea la protección nunca estamos protegidos al 100 % y al ponernos 50 propiciamos a estar más tiempo al sol sin mejor y más control de cuando ha sido nuestra última aplicación, con todo lo que conlleva. Cuando estamos en la playita, nuestro sentido del tiempo cambia y nos “descontrolamos” un poco.
  • Aplicar la cantidad adecuada y de la forma correcta. Estudios recientes demuestran que si se aplica solamente la mitad de cantidad recomendada de protector solar, el nivel de protección disminuye considerablemente. Por ejemplo, aplicar la mitad de la cantidad de SPF25 sólo aportará la protección de SPF5 y la mitad de cantidad de SPF50, sólo dará protección de un SPF7. Como recomendación general, un adulto necesita unos 25 gramos de crema solar para dar la protección que se necesita en todo el cuerpo. (esta explicación argumenta perfectamente el dilema de las protecciones altas ya que pensamos que llevamos una protección potente y no llega a un nivel de protección de una hora apenas).
  • Utilizar productos que garanticen que no incluyen nanopartículas en su composición. Las nanopartículas son partículas extremadamente pequeñas que generalmente no se analizan ni se incluyen en las etiquetas de los productos de cuidado personal. Estas partículas son capaces de ser absorbidas directamente en el torrente sanguíneo. Se pueden encontrar en algunas sombras de ojos, maquillajes bronceadores, filtros solares y lociones.
  • El agua o la arena reflejan los rayos solares, así que hay que tenerlo en cuenta. No nos dejemos engañar en los días nublados, las nubes no son un escudo de los rayos solares.
  • Volver a aplicar la crema cuando salgamos del agua o nos demos un baño en las duchas. Aunque hay marcas que especifican que son resistentes al agua, creo que no hay recetes infalibles…
  • Si sudas mucho también repite la aplicación con más frecuencia.
¿Por qué nos salen manchas en la piel?
  • Factores genéticos.
  • Excesiva exposición al sol y sin protección.
  • Los efectos dañinos del sol son acumulativos y pueden pasar muchos años hasta que aparecen los primeros signos. Típico en la juventud que no somos conscientes y tomamos el sol sin ningún tipo de protección y en exceso… ¡Ay! cuando llegan los 30 y nos arrepentimos de no haber actuado diferente…
  • En algunas ocasiones, al depilarnos con cera caliente si después tomamos mucho el sol y no usamos protección, las rojeces provocadas por la depilación, pueden convertirse en manchas marrones.
  • En el embarazo, las hormonas hacen que algunas zonas de nuestro cuerpo se oscurezcan. Los rayos solares favorecen todavía más que hayan manchas.
  • Utilizar de manera incorrecta o accidental sustancias fotosensibilizantes.
Existe una controversia entre las distintas partes (y claro intereses económicos) como dermatólogos, fabricantes, organismos reguladores y consumidores sobre un tema tan importante como es el daño que puede hacernos el sol y qué productos utilizar para que este daño sea menor. Si bien me remito como siempre a utilizar el sentido común, por otro lado y moviéndome en el sector de la cosmética natural, optaré por productos que lleven la menos cantidad de química en su composición. Química creada por la industria para minimizar costes a “costa” del consumidor. Y yo me pregunto ¿por qué en algunos países están prohibidos algunos componentes como la oxibenzona o el PABA? Los señores que deciden el que estén prohibidos o no ¿qué se ponen en la piel cuando toman el sol? ¿son unos inconscientes?

7 Comments

  • Susana

    que cremas solares nos recomiendas? llevo poco tiempo usando cosmética bio y aún no he probado ninguna crema para el sol. gracias

  • Hola, yo también ando buscando uno, pero estoy fatal de economía, encontré uno que es más económico de lavera, y quería saber que tal está esa marca…también me gustaría saber si has probado el aceite de sésamo, me han dicho que es un buen protector solar. Muchas gracias.

  • Elena

    Hola!,

    Ante todo agradecerte el magnífico blog y la información que nos brindas… es fantástica!!.
    Me gustaría consultarte si existe alguna crema hidratante ligera con factor, para diario en ciudad. Es decir, en la playa no me importa que sea algo más untuosa puesto que también busco más factor, pero en Madrid, para cada día, no consigo encontrar una crema ligera (crema hidratante con factor, todo en uno) que tenga un 20-30 y que no te deje la cara pegajosilla.

    Mil gracias de antemano!!

  • Natalia Daza

    Hola Elena,
    Yo conozco varias que se absorben bien y que su textura es ligera. (pero no son con SPF tan alto, ya que en facial máximo suelen ser de 20 y lo normal 15)… Te dejo los links para que puedas verlas (son de los distribuidores de España) luego hay tiendas donde poder conseguirlas y siempre tienes la opción de contactar con ellos y preguntar donde conseguirlas en Madrid:
    http://laruedanatural.es/linea-solar-bjobj/11-crema-solar-facial-antiedad-spf15.html
    http://www.mariadavik.com/es/cosmeticos-naturales-ecologicos/cosmetica-facial/hidratante-facial-con-protecci%C3%B3n-solar-info
    http://www.greenpeople.es/Soluci%C3%B3n%20Diaria%20Hidratante%20SPF15

  • Elena

    Mil gracias Natalia!!!!!!… Te contaré como me van.

Post a Comment

#Síguenos en Instagram