ACEITE ESENCIAL DE LAVANDA

La lavanda (Lavandula angustifolia) de olor floral y suave es una de las reinas de la Aromaterapia. El aceite esencial de lavanda es inocuo y muy tolerable, y sus múltiples propiedades, lo hacen imprescindible en cualquier terapia natural.

Está indicado para:

– Calambres, contracturas y espasmos musculares.
– Reumatismos.
– Hipertensión arterial.
– Problemas de tipo nervioso como asma, nauseas, espasmos digestivos.
– Acné, eczemas, psoriasis, coperosis, dermatitis.
– Por su acción calmante y equilibradora está indicado para todo tipo de piel.
– También se aplica en casos de picaduras de insectos o quemaduras.

Mi remedio: 2 gotitas en la almohada y a dormir toda la noche.

Notas:

El aceite esencial de lavanda se puede aplicar directamente en la piel.

En cosmética natural se utiliza como descongestionante, astrigente y calmante.

¡Uno de mis preferidos!

Post a Comment

#Síguenos en Instagram