Hemos probado… Crema antiarrugas protección solar alta de Sinthesis Salud, una crema de día con color y spf 50.

Por Marian Sancho

Hace poco os hablé sobre un producto de Sinthesis Salud que me parece una maravilla y que a día de hoy se ha convertido en uno de mis imprescindibles. Se trata de la Crema correctora que aunque está indicada para múltiples problemas de piel, a mí concretamente me funciona genial para tratar y evitar que vuelva a salir mi eccema. Si os apetece y no lo hicisteis en su día, podéis leer mi opinión sobre ella aquí.

Lo que diferencia a mi parecer esta marca de otras que ofrecen productos de categorías similares, es sin duda sus INCI's alucinantes, llenitos de principios activos naturales, la mayoría de ellos ecológicos, perfectamente pensados y elegidos para cumplir su papel en el grueso de la fórmula. 

Hoy os presento esta otra crema del mismo laboratorio que me gusta mucho, muchísimo, porque no hay más que echarle un vistazo a su composición para darte cuenta de lo completa que es, que lo tiene todo. Pero vayamos por partes…



¿Qué nos dice la marca sobre el producto?

Crema de triple acción que hidrata las pieles más exigentes, tiene efecto tensor y reparador y al mismo tiempo hace de pantalla solar para evitar las quemaduras y la aparición de manchas. Su uso prolongado deja el cutis más uniforme. Debido a los filtros físicos solares que son blancos, hemos incorporado a la fórmula unas tierras naturales para dar una tonalidad aterciopelada que matiza el color y disimula las manchas tenues de la piel. 

Modo de aplicación: Extenderla hasta que quede homogénea en la piel. Sólo debe utilizarse como crema de día. Aplicar antes de la exposición al sol y repetir su aplicación después del baño. 

NCI: Rosa Centifolia Flower Water*, Citrus Aurantium Dulcis Flower Water*, Hamamelis Virginiana Flower Water*. Butyrospermum Parkii Butter*. Cetearyl Alcohol and Cetearyl Glucoside**, Aqua energized with Emerald, Garnet, Coral and Pink Quartz. Rosa Rubiginosa Seed Oil*. Macadamia Ternifolia Seed Oil*, Cocos Nucifera Oil*, Prunus Amygdalus Dulcis Oil*. Myristica Fragans. Caesalpinia Spinosa Gum and Cichorium Intybus. Calendula Officinalis Extract*, Juglans Regia Extract*, Sambucus Nigra Extract*, Mimosa Tenuiflora Leaf Extract*, Hamamelis Virginiana Leaf Extract*, Ginkgo Biloba Root Extract*. Zinc Oxide. Titanium Dioxide. Sea Water Extract. Gems & Flowers Elixir. Tocopherol*. Daucus Carota Sativa Seed Oil*. Himalayan Salt, Dead Sea Salt. Holly, Helianthemun Nummularium, Chestnut Bud, Cherry Plum, Clematis, Impatiens. *Ingredientes ecológicos certificados y el resto son naturales, sin tóxicos, pesticidas ni metales pesados.
**Ingrediente validado por BDIH y ECOCERT. 

Mi opinión sobre su composición

Si el INCI de la crema correctora me tiene alucinada, el de esta crema antiarrugas no se queda para nada corto.¿Qué ingredientes contiene?: Agua de Rosas, Azahar y Hamamelis, Manteca de Karité, Agua dinamizada con Esmeralda, Granate, Coral y Cuarzo rosa, Aceite de Rosa Mosqueta, Aceite de Macadamia, Coco y Almendra, Extracto de Caléndula, Nuez, Sauco, Tepezcohuite, Hamamelis y GingkoBiloba, Óxido de Zinc, Dióxido de Titanio, Plasma de Quinton, Elixir de Gemas y Flores, Vitamina E, Aceite de Zanahorias, Sal del Himalaya y del Mar Muerto, Acebo, Heliantemo, Brote de Castaño, Cerezo Salvaje, Clemátide e Impaciencia. 

Muchos de ellos ya os sonarán, porque también los vimos en la correctora, aunque en distintas proporciones (la manteca de karité, aceite de rosa mosqueta, azahar, aceite de coco, extracto de Ginkgo Biloba, extracto de caléndula, extracto de sauco, aceite de zanahorias, entre otros). Pero otros solamente los vemos en esta fórmula: el hidrolato de Hammaelis, aceite de macadamia, aceite de almendras, extracto de nuez, Heliantemo, brote de castaño y cerezo salvaje. 

Os cuento varias curiosidades sobre alguno de sus ingredientes: 
  • La Goma de Tara (“Caesalpinia Spinosa Gum”) es un hidrocoloide natural obtenido por un proceso mecánico a partir de la semilla de árbol Tara, un árbol que crece en los Andes peruanos. Es un bionutriente que mejora la condición de la piel y ayuda a controlar los niveles de humedad. Además se utiliza como estabilizante, espesante, y texturizante en las mezclas. 
  • “Clematis” o Clemátide es una esencia floral de Bach, que suele usarse para mejorar la concentración, para tratar el estado emocional de desinterés y la abstracción. 
  • “Mimosa Tenuiflora Leaf Extract” El extracto de la hoja de Mimosa Tenuiflora (o también llamada “Tepezcohuite”, un árbol del que se extrae un principio activo capaz de promover los procesos naturales regenerativos de la piel gracias a su concentrado de flavonoides y oligoelementos. Se considera úti para reducir el tamaño de las cicatrices y para tratar el ácne y ayudar a eliminar las manchas en la piel. Tiene poder antibiótico y antiséptico. 
Antes de seguir contándoos mi opinión sobre el producto, me gustaría intentar aclarar nuestra opinión sobre un tema del que ya en alguna ocasión nos habéis preguntado: ¿qué es mejor a la hora de valorar un producto, qué tenga un INCI con muchos o con pocos ingredientes? El hecho de que un INCI sea más o menos extenso no significa que sea ni muy bueno ni muy malo. Es cierto que todos hemos leído por "ahí" (dígase internet) que son mejores los "Inci's sencillos" y sabemos, que en muchas ocasiones, menos es más y que productos con formulaciones muy sencillas (o cortas) son excepcionales. Pero todo tiene su análisis y no podemos decir que un producto no pueda ser excepcional también porque veamos que su INCI tiene muchos ingredientes. Porque ¿y si esa fórmula corta contiene ingredientes de baja calidad? ¿Y si por el contrario, una fórmula con decenas de ingredientes está especialmente ideada (trabajada, meditada, con un sentido) y son de excelente calidad? Aunque también es cierto que podríamos preguntarnos ¿cómo podemos valorar un producto por la calidad de sus ingredientes? eso ya es algo más complejo y no nos queda otra que confiar en el buen hacer de la marca en cuestión. En resumen, más vale calidad en general, que no cuestionar un cosmético por la cantidad de sus ingredientes. 

Mi experiencia con el producto

Sinthesis Salud introduce esta crema tanto en su “Linea solar”, como en la “línea facial”, pero yo, más que un protector solar la definiría como una crema de día con un spf 50, algo que es mucho mejor todavía, porque protectores solares con spf 50 hay muchos (se entiende que econaturales, por supuesto), pero una crema que hidrate y nutra y a la vez tenga una protección total, no es tan fácil de encontrar. 

Lo primero que llama la atención cuando abres el bote por primera vez es su color fuerte rosado y es que en la propia descripción del producto en la web se puede leer: “Debido a los filtros físicos solares que son blancos, hemos incorporado a la fórmula unas tierras naturales para dar una tonalidad aterciopelada que matiza el color y disimula las manchas tenues de la piel”. Supongo que el “Aqua energized with Emerald, Garnet, Coral and Pink Quartz”, que vemos entre sus componentes tiene mucho que ver, pero además puede que también el aceite de zanahorias, la rosa mosqueta (que es de un color bastante naranja) y la sal del Himalaya aporten también su pequeño granito de arena para conseguir esa tonalidad, que si bien no se traslada a la piel de la cara tal cual (es decir casi no se nota color), consigue eficazmente contrarrestar el típico “efecto casper” de los filtros solares utilizados (en este caso el óxido de zinc y el dióxido de titanio, aunque el coco y la zanahoria pueden aportar también cierta protección solar biológica). 


Además, también destacaría de ella lo bien que se absorbe y funde con nuestra piel y el aspecto aterciopelado y uniforme que deja, sin brillos (al menos a mí que tengo la piel seca) y con una sensación de profunda hidratación. ¡Me encanta! 

Me la pongo tanto por las mañanas como por las tardes, en mí día a día antes de salir de casa en la cara, cuello y escote, de diversas formas. A veces la uso a modo base de maquillaje poniéndome polvos transparentes o matificantes por encima y otras veces solo ella, tal cual, y tan solo la acompaño de un antiojeras, un poco de colorete, lápiz y sombra de ojos y ¡lista! 

Y así, además de tener mi piel hidratada y bien nutrida, sé que también estoy protegida frente a las manchas solares que por desgracia me salen en cuanto me descuido un poco. 

Packaging y precio

La crema viene en un bote de cristal con tapa de rosca de 60 ml (igualito que el de la crema correctora) y se puede adquirir en la web de la marca por 52 euros. Os puede parecer un poco cara, pero en realidad hay que tener en cuenta que el bote es bastante grande y cunde mucho (aún usándola todos los días) y que como en todo en esta vida, ya sabemos que la calidad…, es precio. Yo os aconsejo que la probéis y que valoréis si merece o no la pena. Y ya nos contaréis… 

Y para acabar, como siempre termino analizando...

¿Qué le pido yo a mi crema de día ideal? 
  • Que tenga certificado orgánico: lo cumple 
  • Que además de hidratar y nutrir, me proteja del sol y de las manchas solares: lo cumple 
  • Que el filtro o los filtros sean cien por cien mineral o físico, y sin ningún tipo de químicos nocivos para la salud (libre de parabenos, siliconas, parafinas y otros derivados del petróleo, ni aditivos ni perfumes o colorantes artificiales: lo cumple 
  • Que el factor de protección sea considerable (mínimo un spf 30, aunque si puede ser de 50 mejor): este producto tiene el spf máximo , 50. 
  • Que se absorba bien y no me deje sensación grasa ni brillos después de aplicármelo en la cara: lo cumple 
  • Que el rastro blanquecino (“efecto casper) sea el mínimo o inexistente: lo cumple, en este caso es inexistente. 
  • Que huela bien: lo cumple, no sé explicar a que huele, pero es agradable 
Por eso, mi nota esta vez es de un: 9,5 

¿Y vosotras? ¿Habéis probado esta maravillosa crema? Contadnos contadnos…

Comentarios

COLABORADORES