Tintes para el cabello: que no nos engañen...

Por Natalia Daza

Hace unas semanas leía a través del facebook de Mis Recetas Anticáncer de Odile Fernández, el post donde hablaba sobre: ¿Teñirse o no? ¿Una cuestión de salud o de belleza? ¿Causa cáncer el tinte para el pelo?.

Vi que el artículo estaba bastante documentado con un buen número de fuentes. Aquí podéis leerlo. 

Por un lado, se enumeran las sustancias peligrosas que se encuentran en los tintes. También se argumenta que algunos ingredientes están relacionados con ciertos tipos de cánceres.

Ahora un inciso. Tal y como señala María Quiroga, responsable de Khadi España, en la entrevista que le hicieron en la revista The Ecologist en el especial nº 70 de cosmética ecológica:

"Los tintes convencionales, como muchos otros productos cosméticos, contienen muchas sustancias que presentan un riesgo real para nuestra salud. Sin duda, los tintes convencionales con ingredientes sintéticos y derivados petroquímicos rompen la cutícula del pelo y por lo tanto lo dejan expuesto a factores externos como pueden ser entre otros, los demás productos químicos que nos apliquemos en el cabello, la contaminación, etc que van debilitándolo volviéndose el pelo quebradizo y sin brillo. Sin olvidar que estas sustancias están en contacto con el cuero cabelludo, por lo que entran en contacto directo con la piel y penetran en la corriente sanguínea.

Algunas enfermedades están directamente relacionadas con el uso de los tintes con sustancias químicas tóxicas, como pueden ser: la dermatitis alérgica (enrojecimiento, descamación y picor en el cuero cabelludo), caspa, alopecia, urticaria, problemas respiratorios, hinchazón de párpados, quemaduras.

Aunque cada vez es más sabido que pueden ser también causa de enfermedades en las que aún resulta difícil asociarlos al diagnóstico, está comprobado que muchos de sus ingredientes actúan como disruptores endocrinos (resorcinol, parabenos, triclosan, ftalatos) capaces de alterar nuestro sistema hormonal (aparato reproductor, metabolismo, problemas cardiovasculares y neurológicos) provocando enfermedades o afecciones que se pueden manifestar en diferentes etapas de nuestra vida."


Vuelvo al hilo, pero antes... No, no pretendemos asustar o informar porque no tenemos de otra cosa de la que hablar... Y que ¡oye! cada uno justifica su vida como le da la gana... Si es que en realidad, a algunos parece que les fastidia que se digan las cosas que otros intentan tapar por los intereses de los "poderosos". ¡Vamos apañados!

Esto viene por los comentarios que se leen por ahí. Libertad de expresión que no falte. Y que algunas personas me permitan no creer en los que más dinero tienen. ¡No!

Otro inciso. Aquí también os dejo el testimonio de Esther Martí, que fue diagnosticada de una alergia al amoniaco. Ella misma nos cuenta su experiencia:

"En 2009 me detectaron la alergia al amoniaco, pero desde entonces cada año me renuevan las pruebas, y me han estado saliendo alergias a más cosas: a otros componentes de los tintes, a metales pesados, al cobre, al níquel, a la parafenalina, al color rojo chinchilla... Todo esto recae en que tienes que ir mirando más las etiquetas de las cosas. Yo me maquillo con productos ecológicos, por ejemplo. No son solo productos para el cabello, es todo lo de cosmética, hasta el dentífrico puede hacerte daño por el flúor que lleva y la menta que le ponen, que es sintética."

Os recomiendo mucho leer su entrevista para que sepáis porque afirma eso.



Sigo. Que me desencadeno. Decía que en el post de Odile se comentaban algunos ingredientes. Creo mejor mencionar estos que nos enumera María Quiroga:

"Aunque el conjunto de todos hacen de los tintes convencionales una verdadera bomba de tóxico algunos de los más perjudiciales, son: 
  • Parafenilendiamina (PPD) que es un derivado petroquímico que contiene benceno, naftaleno, anilina y fenoles. 
  • Resorcinol, sustancia muy tóxica que ayuda a conseguir unas tonalidades más claras en los tintes. 
  • Peróxido de hidrógeno (combinado con el PPD es muy tóxico), un agente blanqueante, que cambia la estructura del cabello actuando sobre la melanina eliminando el pigmento natural del cabello. 
  • Amoniaco, oxidante que se utiliza para abrir la cutícula del cabello para permitir que los colorantes penetren y se tiña. 
  • Conservantes como el DMDM hidantoína que pueden liberar formaldehido, sustancia muy alergénica o parabenos. 
  • Colorantes tóxicos derivados del petróleo. 
  • Acetato de plomo (Lead acetate), sal metálica utilizada generalmente para oscurecer las canas y el cabello. 
  • Picramato de sodio (Sodium picramate), sal metálica incluida en algunos tintes vegetales adulterados.
A lo que voy... ¿Cuántas sustancias podemos encontrarnos en los potingues? ¿Miles? ¿Cuántas sustancias pueden llamarse diferente y ser o utilizarse para lo mismo? ¿Cuántas empresas se quieren subir al carro de lo "verde", "natural", "sin conservantes"... y más "sin", importándoles un comino que realmente su producto no contenga sustancias de los cuales no existe una seguridad probada sobre su inocuidad? ¿Probado... pero eso existe realmente?

En el artículo de Odile aparecían (digo aparecían porque han sido eliminadas) algunas marcas que ella recomendaba como seguras. Pero seguras ¿por qué? ¿Porque en la cajita pone sin PPD, amoniaco, resorcinol, alcohol, parabenos, propilenglicol, SLS?

Pues aquí os dejo el desglose que he hecho del INCI de un tinte que dice en la caja que no lleva esos ingredientes (eso si, dice que su fórmula es rica en sustancias vegetales):

Color Developer INCI EU-[USA]: Aqua, Hydrogen Peroxide (agua oxigenada), Cetearyl Alcohol (emulsionante de un alcohol graso vegetal), Ceteareth-20 (emulsionante derivado del petróleo), Cetyl Alcohol (estabilizante alcohol ceroso), Etidronic Acid (ácido inorgánico quelante que ayuda a retirar el producto por su propiedad corrosiva), Oxyquinoline Sulfate (se utiliza como estabilizante del agua oxigenada, irritante para los ojos en estudios y posible carcinogénico). 

Nature's Hair Color Cream 10.0 INCI EU-(USA): aqua (water), laureth-3 (tensioactivo no ionico alcohol etoxilado que se utiliza como emulsionante y surfactante que contiene óxido de etileno que es muy tóxico), cetearyl alcohol, laureth-4 (ídem -3), ethanolamine (también llamado MEA o monoetanolamina, emulsionante alergénico), polysorbate 80 (En su forma original, es un polisorbato sorbitol inofensivo, que es un alcohol de azúcar. Para su uso en productos de cuidado personal, sin embargo, se trata con óxido de etileno, por lo tanto, el nombre "polisorbato 80," porque se trata con 80 partes de óxido de etileno), glycol distearate (compuesto químico se utiliza como emoliente y es una combinación de etilenglicol (químico incoloro) y ácido esteárico (un ácido graso común). También tiene una alta capacidad de formación de espuma, por lo que puede encontrar en el jabón líquido o desinfectante para las manos, así como en los baños de burbujas y jabones líquidos. Aunque generalmente se considera seguro, este ingrediente se queda corto en comparación con las alternativas naturales), sorbitan stearate (tensioactivo de origen vegetal), sodium C14-16 olefin sulfonate (tensioactivo generalmente derivado del coco potencialmente irritante de la piel y por eso se añaden otros componentes para minimizar su impacto negativo en la piel), glycerin (no se puede determinar si es vegetal -cosa que se indicaría- o de origen sintético), cocamidopropyl betaine (también se llama tegobetaína de coco. Es un tensioactivo para que en las fórmulas elaboradas con otros aniónicos fuertes sean menos agresivos. Es un tensioactivo suave y su problema radica en su procedencia dependiendo si es de origen natural o de síntesis. Si es de síntesis suele estar contaminado con nitrosaminas que son las verdaderamente irritantes, contaminantes y cancerígenas), sorbitan oleate (surfactante contaminante ambiental), glyceryl stearate se (autoemulsionante clasificado como bajo riesgo), glyceryl isostearate (emoliente y agente espesante. confiere sensación de suavidad a la piel), cocos nucifera oil (aceite de coco), oleyl alcohol (alcohol graso emulsionante y tensioactivo procedente generalmente del aceite de pescado), stearic acid (emoliente y agente que ayuda a mantener la fórmula. generalmente es de origen animal), parfum (fragrance. ufff. aquí ya nos vamos a cientos de sustancias que necesitamos horas y horas de análisis), betaine (agente acondicionador del cabello y antiestático. se suele sustituir a la tegobetaína porque es más suave. suele ser de origen vegetal), peg-40 hydrogenated castor oil (agente emoliente mezcla de aceite de ricino con polietilenglicol -PEG- de origen sintético petroquímico que penetra en el piel y favorece que el resto de sustancias también lo hagan), cera alba (beeswax. Cera de abejas), helianthus annuus seed oil (aceite de girasol), olea europaea oil (aceite de oliva), mel extract (extracto de miel), rosmarinus officinalis extract (extracto de romero), ceteareth-20 (emulsionante derivado del petróleo), polyquaternium-22 (agente antiestatico sintético. Son compuestos de amonio cuaternario que son caústicos e irritantes de ojos, pueden producir dermatitis de contacto), palmitic acid (surfactante emulsionante que generalmente es de origen animal), polyacrylate-15 (derivado del petróleo, tapona los poros, contaminante ambiental), hydrogenated castor oil (aceite de ricino y agua que se utiliza como emulsionante), sodium sulfite (es una sal que se utiliza como conservante. Altera la estructura del cabello), lecithin (emulsionante, humectante, estabilizante. puede ser de origen vegetal -soja- o animal), sodium hydrosulfite (sal inorgánica que reduce la viscosidad), tetrasodium edta (aditivo quelante que se acumula en el organismo que además es bastante dificil eliminar ya que se une a metales pesados y forma compuestos difíciles de degradar), etidronic acid (ácido inorgánico que se utiliza como agente quelante para que arrastre residuos), erythorbic acid (conservante antioxidante derivado de la vitamina C), toluene-2,5-diamine sulfate (sulfato que se utiliza como agente colorante del cabello cuando se oxida con el peróxido de hidrógeno), 4-chlororesorcinol (es un benceno -componente petróleo- que se utiliza como colorante para el cabello, puede influir en el sistema inmunológico y es xenoestrógenico), 2-methylresorcinol (es un benceno -componente petróleo- que se utiliza como colorante para el cabello, puede influir en el sistema inmunológico y es xenoestrógenico), phenyl methyl pyrazolone (colorante sintético), m-aminophenol (colorante sintético para colorar el cabello producido a partir del petróleo), p-methylaminophenol sulfate (colorante sintético), 2,4-diaminophenoxyethanol sulfate (componente para colorear el cabello).

Estas fotos son de la misma marca pero de varios tonos diferentes. El orden de los ingredientes puede variar, pero la esencia es la misma...




Fuentes: 

¿CREÉIS QUE A ESTA FÓRMULA SE LE PUEDE LLAMAR TINTE NATURAL?

Hace unos días publicaba una entrada donde hablaba de los tintes ecológicos

Como siempre, cada uno es responsable de lo que decide consumir... Pero debemos admitir que muchas veces nos engañan con muy mala intención... A veces nos dejamos aconsejar por el personal que nos atiende en un negocio, de la manera más o menos acertada. Y es que...

“Solo sé que no sé nada y, al saber que no sé nada, algo sé; porque sé que no sé nada”.

Vamos a ver ahora esta cajita tan mona...


Yo empiezo a entusiasmarme con lo que leo de todo lo que no tiene: amoniaco, resorcinol, parabenos, parafenilendiamina... Hasta sin perfume pone. No quepo en mi cuando encima leo en la caja las palabras "agricultura biológica". ¡Oye pues que me lo compro! Pero espera que no sea que me vayan a engañar de nuevo... voy a mirar el INCI.


¡Muy bonito para ser cierto!



Comentarios

  1. Grande como siempre Natalia!. Muy cierto eso que dices de que hay personas a las que parece que les molesta saber la verdad. Sin ánimo de ofender a nadie, opino que para poder hacer una correcta valoración acerca de la calidad de un producto lo primero que hay que hacer es al menos leer su INCI , todo lo demás es hablar sin ninguna base.
    Me encuentro a menudo personas (incluso de mi propia familia) que miran con gran desconfianza a los cosméticos orgánicos y me dicen cosas como que han oído que los aceites esenciales son malos, etc, pero no se plantean nada cuando van a comprar cosméticos convencionales llenos de porquerías. Cuánto nos engañan y que bien hacen su trabajo de desinformación las grandes marcas, porque lo que es los cosméticos los hacen de pena!. Ala!, dicho queda, que me enciendo! , jajaj

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sonia! Totalmente de acuerdo con lo que dices! Yo también me enciendo de vez en cuando... este post era en modo "encendida"... jajaja. Un beso bonita!

      Eliminar
  2. Vaya tela. La de mierda que nos meten en productos del día a día sólo para ganar el máximo dinero posible. Muy útil toda la información que nos das

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo siempre digo lo mismo... Una empresa, sea la que sea, se monta para ganar dinero... La diferencia entre unas y otras es ¿a costa de qué?... Gracias por tu comentario!

      Eliminar
  3. Hace poco compré un tinte sin ciertas sustancias pero siendo muy consciente de que no era natural y seguía llevando "cositas" pero con las hennas no me apaño y donde vivo ninguna pelu trabaja con hennas así que pensé que siempre sería mejor que las marcas convencionales y no me equivoqué ☺ no me escocía el cuero cabelludo, no me lloraron los ojos (cosa que me ocurre con los normales) ni picores, etc. Que no sea 100% natural no me gusta del todo, pero también he ganado si lo comparo con los tintes que conocía hasta el momento. La información nos permite elegir con cabeza, no creo que sea malo hablar claro y que luego cada cual elija lo que quiera, yo hace tiempo que he dejado de intentar convencer a nadie de que la cosmética natural es mejor, que a veces me miran fatal y todos somos grandecitos para buscar información si nos interesa. Ha sido un placer leerte 😊
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María... Como bien dices, es la INFORMACIÓN la que nos permite elegir. El problema es que, en algunas ocasiones, esa información no es transmitida con veracidad. Cuando alguien compra un producto pensando que es una cosa y resulta ser otra, porque la información no ha sido clara, es lo que, desde mi opinión, es lamentable. Cuántas veces nos hemos encontrado con eso de "es que pensaba que era natural" y resulta que no lo es tanto... Es normal que esas personas se sientan engañadas. Aunque volvemos a lo de siempre, sin una base legislativa que no está corrompida por intereses, no hay mucho que hacer... Un abrazo!

      Eliminar
  4. Hola!! soy de Arrgentina, ciudad de Mar del Plata. les cuento que compré henna, color rubio ceniza, pensando que era algo totalmente natural, pero miren todo lo que tiene : resarcinol,sodium perborate, sodium carbonate. o-aminophenol, diamino phenoxyethanol,, diamina sulafto, tolventa-25-diamina sulfate,metyhidroxy etc

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola sandrasaba la verdad es que es indignante que vendan algo como natural y lleve todos esos ingredientes... Desgraciadamente pasa bastante... Queda mucho por hacer... Un saludo.

      Eliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por comentar! Los comentarios alimentan el blog y me gustan de todas las maneras, cortos o largos, dulces o amargos... La satisfacción de saber que estás ahí es enorme, así que te espero pronto.

COLABORADORES