Hemos probado... Crema corporal de Aguacate de Ártica Bio-cosmética

Por Natalia Daza

Recuerdo el día que recibí el paquete de Ártica. Así os lo presentaba en Instagram. También recuerdo el día que pude conocer en persona a Estela. Era una edición de Biocultura Madrid. Allí estaba plantada en su stand, con esa mezcla de nervios y entusiasmo de cuando muestras una parte de ti, de cuando quieres enseñar al mundo que lo que haces, lo haces de corazón. Pude oler bastantes de sus productos y, cosas del "cerebro olfativo", aún puedo percibir el maravilloso aroma de su crema corporal de Caléndula. Además de su textura deliciosa.



Pero el "hemos probado" de hoy es de otra de sus cremas corporales, la de Aguacate.

¿Qué nos dice la marca sobre el producto?

La crema corporal ecológica de aguacate por su composición a base de gel de aloe vera, hidrolato de jara, aceites de aguacate, oliva, sésamo y onagra y aceite esencial de naranja, aporta suavidad e hidratación a la piel, restaura la función de barrera de la epidermis y fortalece el manto hidrolipídico, mejorando la inmunidad de la piel y protegiéndola de las radiaciones solares, la contaminación o la deshidratación. Especialmente indicada para el cuidado de pieles secas, envejecidas y castigadas. 

Ideal para pieles secas, aporta suavidad e hidratación extra y fortalece el manto hidrolipídico de la piel. Recomendada para el cuidado de pieles secas, envejecidas y castigadas.

Cosmético Ecológico Certificado por bio.inspecta bajo la norma BioVidaSana con un 96% de ingredientes ecológicos.

INCI: Aloe barbadensis (Aloe) gel*, Cistus ladaniferus (Jara) water*, Persea gratisima (Aguacate) oil*, Olea Europaea fuit (Oliva) oil*, Sesamun indicum seed (Sésamo) oil*, Cetearyl alcohol, Oenothera biennis (Onagra) oil*, Citrus sinensis peel oil (Naranja) expressed*, Benzyl alcohol, Cetearyl glucoside, Sorbic acid, Benzoic acid, Dehidroacetic acid, Citric acid, Potassium sorbate, Sodium benzoate, Citral**. *Ingrediente ecológico certificado. **Componente natural de los aceites esenciales.


Mi opinión sobre su composición

Lo primero que me resultó curioso es la utilización del hidrolato de Jara (Cistus ladaniferus). En mi botiquín de aceites esenciales no falta la Jara. Pude experimentar con esta maravilla de la naturaleza hace unos años. Astrid Zarcos me enseñó que se le conocía como "la soldadura aromática". Excelente en psoriasis, extraordinario inmunoregulador, antienvejecimiento y antiarrugas, en casos de sarampión y varicela, hemorragias, cicatrizante y regenerante cutáneo. Lo de su olor, ya es cosa de otro planeta... A mi me chifla pero reconozco que no todo el mundo puede tolerar bien su aroma. Tiene ese olor que cura, que te llega dentro y dices "la leche, que bien me hace": intenso, balsámico, amaderado, picante...

Lo de la Jara viene porque al comentarle a Estela mi agrado por esta planta, ella me contestó:

¿Sabías que muy cerquita de aquí está la comarca de la Jara? Siempre la elección de todos los ingredientes de nuestros cosméticos son en función de sus propiedades, pero en este caso también nos movió un poquito el corazón… teníamos que tener algún producto que incluyera esta flor que nos es tan cercana… 


Preciosas flores de Jara. El aceite esencial se obtiene de las ramas (con sus hojas y sumidad oleoresinosa)

Otro punto para Ártica Bio-Cosmética y para Estela... ¡excelente formuladora!

Su fórmula, como debe ser una crema corporal con la que pretendemos hidratar la piel, favoreciendo la restauración de nuestro manto hidrolipídico natural. Con ingredientes sencillos pero tremendamente efectivos: aceites vegetales de Aguacate, Oliva, Sésamo y Onagra. Y para aromatizarla, aceite de naranja. Sutil, discreto, no hace falta más... Aunque tiene ese toque que le da el hidrolato de Jara.

Packaging y precio

El envase de plástico con dosificador. Tamaño de 250 ml y su precio 22,50 €. Debo decir que cunde mucho. Que no es la típica crema corporal que necesitas mucha cantidad para poder abarcar todo el cuerpo. 





Mi satisfacción con el producto

Antes decía que me ha cundido mucho. Quizás sea porque mi tipo de piel no es seca, y esta crema está indicada para este tipo de piel. De todas formas, lo hemos usado toda la familia. A mi marido, después de los días de playa y piscina. Y a mi peque, más que encantado, por los masajitos que le hace su mami muchas noches. Casi siempre le aplico aceites vegetales (y según la época del año en sinergia con aceites esenciales) pero en verano prefiere formulaciones menos grasientas y esta crema ha sido una buenísima alternativa. 

En definitiva, me gusta el producto. Me gusta la marca, que sea española. Me gusta Estela, que sea una emprendedora de las de verdad. Me gusta su filosofia.

Tenéis más información en www.articabio.es



Comentarios

  1. Me llama la atención tanto la de caléndula como la de aguacate pero lo primero que probaré de Artica es su crema facial de uva, a ver qué tal le va a mi dermatitis seborreica. Me ha encantado todo lo que nos has contado sobre la flor de Jara, qué bonita es la naturaleza, tengo muchas ganas de probar su aceite esencial ahora

    ResponderEliminar
  2. Natalia Daza01 agosto, 2017

    Hola linda! Pues ya nos contarás qué tal te va para tu dermatitis seborreica. El aceite esencial de Jara es buenísimo para muchas afecciones. Por sus propiedades podría irte bien??? Un besote

    ResponderEliminar
  3. Excelente producto!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por comentar! Los comentarios alimentan el blog y me gustan de todas las maneras, cortos o largos, dulces o amargos... La satisfacción de saber que estás ahí es enorme, así que te espero pronto.

PATROCINADORES