2 sept. 2014

Hemos probado: aceite de cactus (higo chumbo) de Najel, el bótox de las mujeres bereberes.

Sí, como lo oís… Desde tiempos inmemoriales, las mujeres bereberes han considerado este aceite como su particular elixir de belleza antiedad, utilizándolo también para curar heridas y cuidar la piel ante las condiciones tan adversas del desierto.


Extraído de las semillas de un cactus originario de México (el Opuntia Picus-Indica) muy abundante en toda la cuenca del Mediterráneo y Norte de África, se le conoce también como chumbera, nopal, tuna, higo mexicano, choya, pita, higuera de pala, y algún que otro nombre más.


Respecto a Najel, os diré que es una marca totalmente especializada en cosmética natural y ecológica, a base de aceite de oliva y aceite de bayas de laurel. Dicen ser (y son) los fabricantes del auténtico jabón de Alepo certificado por Ecocert, y elaborar sus cosméticos con métodos tradicionales y artesanales, siempre respetuosos con el medio ambiente.


La sede social la tienen en Francia, pero las dos plantas de producción están en Siria, concretamente  en Alepo y Afrin.  

Me he preguntado (y seguro que más de uno se preguntará) cómo les está afectando la guerra civil en la que se encuentran inmersos desde 2011. Para mi sorpresa, indagando indagando por internet, me he encontrado con una nota de la empresa a los clientes informándonos de la situación actual, de lo que ha supuesto el conflicto bélico en su producción 2013/2014.  Os adelanto que, a pesar de la escasez de algunas materias primas (como el aceite de laurel) y de todas las adversidades con las que se encuentran día a día,  ahí siguen, luchando por salir adelante, que no es poco...

¿Qué nos dice la marca sobre el producto?

El aceite de semillas de higo chumbo es un aceite virgen de primera presión en frío, un verdadero elixir de juventud natural apreciado por sus propiedades regeneradoras y antienvejecimiento.

Devuelve la flexibilidad y elasticidad a la piel y se utiliza tanto para la cara y el cuerpo, como el pelo y las uñas. Apto para todas las pieles, incluso las más sensibles.

Gracias a su alto contenido en vitamina E y ácidos grasos esenciales, lucha contra la resecación y el envejecimiento de la piel gracias a sus cualidades nutritivas y reafirmantes. 


Sus numerosas virtudes, son las aliadas de las mujeres beréberes que lo utilizan para hidratar y proteger su piel en el desierto.


INCI: 100% Opuntia ficus indica seed oil.



Mi opinión sobre el producto y su composición

Como único ingrediente, el aceite de semilla de higo chumbo, sin más, sin ningún otro aditivo ni conservante. Eso me gusta.

He visto en la web que un 30% de los productos Najel están testados y certificados por Ecocert Greenlife, aunque a éste por desgracia, no le haya tocado y eso no me gusta.

¿Por qué tenía yo ganas de probarlo? ¿Qué le hace a mi parecer tan atrayente e irresistible?

Para empezar, ¡ojo al dato!, se considera 3 veces más hidratante que el aceite de argán (y mira que el aceite de argán es ya muy, pero que muy hidratante).  Para continuar, su riqueza en ácidos grasos (ácido oleico, linoleico, palmítico…),  vitaminas (vitamina E sobre todo) y minerales. Y para finalizar, las fabulosas propiedades que se le atribuyen desde la antigüedad (por algo será, ¿no?) para prevenir y tratar los signos del envejecimiento de la piel: efecto lifting regenerador, disminución de arrugas, alisado de contorno de ojos.  Un verdadero sérum de belleza.


Y no todo queda ahí, resulta que es un aceite multiusos, de esos que pueden actuar en varios frentes: eficaz para reforzar uñas (mediante masaje diario), fortificar y estimular el crecimiento del pelo (usándolo de mascarilla y dejándolo actuar 10-15 minutos), como hidratante de pies, manos,  y en general cualquier parte del cuerpo, antiestrías (mejor unido al aceite de argán) y para mejorar el aspecto de las cicatrices ¿Quién da más?

Todo esto está muy bien, pero ¿Cuál ha sido mi experiencia real con el aceite de cactus?

Antes de contaros mis impresiones, quería divagar un poco y hacer una reflexión que para mí es muy evidente en todos estos productos antiedad, que te prometen el oro y el moro. ¿Realmente hay alguna forma de conocer con certeza la evolución de esas pequeñas arruguitas que empezaron a aflorar hace poco, o de aquellas que te surcan hace lustros, habiendo usado tal o cual producto, respecto a no haber usado ninguno? Creo que no, no la hay. Para ello, evidentemente haría falta un uso reiterado en el tiempo y una comparación que nunca obtendremos.
Porque nunca vamos a ver desaparecer una arruguita o una línea de expresión, ni tan siquiera atenuarla, al menos eso pienso yo. Pero igual estoy equivocada…

Por eso, lo único que podemos hacer es, en base a los ingredientes y propiedades atribuidas a los mismos, decidir si merece o no merece la pena, si queremos o no queremos usar un determinado producto.

Y yo, después de usarlo durante casi un mes, tengo claro que en este caso ¡sí quiero! Porque desde la primera vez que lo probé, este aceite me encanta y estoy convencida de que en adelante, este aceite va a formar parte de mi rutina cosmética más o menos diaria.

Packaging y precio

El envase de 80 ml de plástico, con dosificador, dispensa la cantidad óptima, ni mucho, ni poco. Su precio es de 14,90 euros. Puede parecer caro, pero considerando lo poquito que hay que ponerse cada vez, puede durar mucho.



Textura y aroma

Estoy bastante acostumbrada a utilizar aceites vegetales. Resultan un poco incómodos por la sensación grasa que dejan en la piel, pero los considero un verdadero regalo de la naturaleza.

Aunque con éste, he notado bastante diferencia porque se absorbe mejor y más rápidamente que otros, dejando la piel ligeramente satinada, muy hidratada. Aún así, no deja de ser un aceite…

El olor es peculiar, de esos que cuesta describir con palabras. Eso no quiere decir que sea malo, al menos para mi gusto (ya sabéis que eso de los olores es muy subjetivo). Lo describen habitualmente como ácido, aunque en todo caso yo especificaría “levemente ácido”, como a heno seco, que según pasa el tiempo se va volviendo más dulzón, incluso con cierto toque anisado. En cualquier caso, para bien o para mal no es demasiado intenso, ni dura demasiado en la piel. 

Cómo usarlo y rendimiento del producto

Me aconsejaron usarlo con la cara humedecida porque así se facilita su absorción. Por eso, yo me lo suelo poner al salir de la ducha y muchas veces también por la noche, a modo de sérum, antes de alguna crema hidratante (otras veces sin la crema, sólo el aceite).

Extiendo dos pulsaciones del dosificador en la palma, me froto las dos manos y masajeo suavemente cara, cuello y escote.

La sensación que queda en la piel es de confort, de suavidad, de máxima hidratación.

Me ha faltado probarlo en el pelo, pero no tardaré mucho en hacerlo (cuando vea resultados, ya os contaré)

¿Dónde comprarlo?

En la tienda física que tiene Cosnatura en Móstoles (Madrid), o bien pidiéndolo por Internet en su página web (gastos de envío gratis a partir de 50 euros). Si todavía no has leído la entrevista que nos permitió conocerles un poco más, aquí puedes hacerlo, ¡no te la pierdas!  


¿Qué le pido a mi aceite nutritivo ideal? 

No sé vosotras, pero yo busco que me aporte:
  •  Máxima hidratación y nutrición (lo cumple).
  • Protección frente a los radicales libres y efecto antienvejecimiento (lo cumple).
  • Absorción completa y rápida (lo cumple en mayor medida que otros, pero aún así, un aceite siempre será un aceite).
  • Olor agradable y suave, que no perdure demasiado tiempo (lo cumple a medias. Como ya os he explicado más arriba, su aroma es particular, pero suave. Si fuera un poco más intenso podría quizás llegar a resultar desagradable, pero no es el caso. De hecho cuanto más lo uso, más me gusta, sobre todo el tono anisado y dulzón que queda después de un tiempo. Pero soy consciente de que a más de un@ pueda no entusiasmarle).


Por ello, analizándolo todo en su conjunto,

Le doy un pedazo de... 


Publicado por Marian.

siguenos en facebook siguenos en Twitter Sígueme en Pinterest sígueme en Instagram Rss feed Canal de youtube

17 comentarios:

  1. Gracias por el aporte Marian. A mí el aceite de argán me chifla y éste
    ahora me llama la atención... Bienvenidas las dos!!! Besitos

    ResponderEliminar
  2. Marian Dazanatura02 septiembre, 2014

    Hola Raquel, a mí también me encanta el aceite de argán, es maravilloso... Pero a mucha gente los aceites les parece muy incómodos. ¡¡Gracias!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Hola Marian,
    Acabo de probar este aceite (de otra marca) y ¡me ha encantado!
    Se notan los efectos y es magnífico. Yo lo probé como contorno de ojos y me dejaba la piel increíblemente lisa (vale que aún no tengo patas de gallo, pero notaba la textura de la piel más tersa). Tanto bombo y platillo le hice que me lo pidió la suegra de mi hermana y me quedé sin el aceite y el bote para hacer post. Eso sí a mi un botecito de cristal opaco de 30 ml me costó 22€ (+ ó -); por lo tanto este no me parece caro.
    También he probado el aceite de Neem y me ha obrado maravillas en mi piel acnéica y para reforzar el pelo y cuero cabelludo; además de ser efectivo contra los hongos, virus, y mil propiedades más.
    Te lo ultra recomiendo si no lo has probado...¡yo también soy una auténtica Friki de los aceites!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Hola Raquel. Gracias.
    Dan ganas de probarlo verdad???
    Un besote.

    ResponderEliminar
  5. Hola bonita!
    Gracias por tu consejo con el aceite de Neem. La marca Flora comercializa este aceite y además forma parte de sus formulaciones repelentes de mosquitos. Me alegra enormemente que te haya ido bien en el caso de acné.
    Gracias por tu comentario. Un besito.

    ResponderEliminar
  6. Marian Dazanatura03 septiembre, 2014

    Hola! me alegra saber que a ti también te ha gustado. Es un aceite muy especial y distinto, lo notas en cuanto lo pruebas ¿verdad? Yo la verdad es que me he vuelto un poco adicta a él (ya no me queda demasiado y en cuanto vuelva por Cosnatura lo pillaré). El que tú has probado puede que sea más caro por el envase de cristal (yo la verdad que lo prefiero al plástico) o ¿quizás por ser bio?
    El aceite de Neem no lo he probado, pero lo tengo en mente desde hace un tiempo y ahora después de tu comentario con mayor razón...
    ¡Muchas gracias por tu recomendación!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  7. No lo he probado ni lo conocía pero tiene muy buena pinta, habrá que probarlo, besos guapa

    ResponderEliminar
  8. Wellness Juice04 septiembre, 2014

    ¡No paras de descubrirnos cosas maravillosas Natalia! Yo voy notando la piel ya piel caída y estoy buscando un producto que terse un poquito la piel. Al igual que tú Natalia, yo también opino que las arruguitas no se van a ir, aunque sí podemos hacer que tarden un poco más en aparecer. Con esa nota y esa composición...y leyendo a Nero Beauty que dice que se nota la piel más tersa tendré que probarlo. La verdad que Móstoles me pilla cerca y al leer tu otro post tuve una sensación muy positiva con esta tienda. Un besazo super wellness!!

    ResponderEliminar
  9. A veces un producto que no esperábamos nos sorprende gratamente... Besos Roser.

    ResponderEliminar
  10. Hola guapa,
    En este caso ha sido Marian la que nos ha descubierto este aceite. Y ya has visto que le ha gustado bastante. Seguro que cuando vayas a Cosnatura acabas encantada también. Emi y Javier son súper majos!
    Besos lindona!

    ResponderEliminar
  11. Marian Dazanatura04 septiembre, 2014

    Hola!!! Este aceite ha sido todo un descubrimiento también para mí y pienso repetir con él sí o sí. Me alegra que mi visita a Cosnatura te transmitiera positividad porque es lo que también me transmitió a mí...
    Un beso!!!

    ResponderEliminar
  12. Marian Dazanatura05 septiembre, 2014

    Hola guapa!!! Ningún problema... Lo importante es no quién lo haya hecho, sino que te ha gustado y que el post te ha parecido interesante
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Hola Marian!! Me has dejado con la intriga de probar este aceite... creo que me lo voy a regalar a pesar de su peculiar olor. Si se consiguiera otro aroma más agradable sería estupendo. Los olores y yo... Lo único es que mi piel es mixta, la maldición de la piel mixta! Y mi cabello es con tendencia a graso en la raíz y seco en las puntas. Pero lo voy a probar, quizá igual que a NeroBeauty, me vaya bien para mi acné, que parezco una adolescente aunque ya soy bastante madurita jejeje.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  14. Marian Dazanatura10 septiembre, 2014

    Hola Moniq, pues fíjate que el olor cada vez me gusta más y eso que yo también soy muy especialita para eso de los olores... Pienso que si le echaran algún aroma distinto, ya no sería lo mismo. Yo la próxima que vaya a Cosnatura me lo voy a pillar, porque ya me queda poco del botecito (me lo echo todos los días)
    Besos

    ResponderEliminar
  15. hola a todas, siento desilusionaros pero yo comercializo el aceite de semillas de higo chumbo y me cuesta 1000 euros el litro, ya que se necesitan 900 kg de semillas para producirlo;Es su veradero precio al por mayor. Lo que estais publicitando es el macerado del aceite , de mucisima menos calidad ya que es lo que sobra de la primera prensa en frio del aceite.

    Puede servir para muy poco en realidad. el precio de 15 ml de aceite de semillas de higo chumbo cuesta 35 euros.

    ResponderEliminar
  16. Natalia Daza15 abril, 2015

    Hola Amel, No es tanto desilusión lo que me transmite tu mensaje sino que, una vez más, es importante tener en cuenta exactamente lo que nos venden. Si, como tú dices, se trata de macerado tampoco lo veo mal porque en las maceraciones conseguimos algunos nutrientes que nos ofrecen las plantas. Otra cosa es el aceite puro como nos comentas. Por otro lado, y también pensando en nuestros bolsillos, en la sostenibilidad y en la practicidad, podríamos tener otras opciones de aceites vegetales más económicos y que tuvieran una composición similar a la higo chumbo. Porque, ¿podrías decirnos que nutrientes son los que destacan del aceite puro de higo chumbo? por ejemplo ¿qué ácido graso destaca sobre los demás? Gracias por tu aportación.

    ResponderEliminar
  17. Ignacio Parra02 agosto, 2016

    Amel me pongo a tus ordenes, soy productor de Aceite de Higo de Chumbo en México, con gusto te podemos abastecer, tenemos diferentes variedades de Higo de Chumbo por lo que te podemos ofrecer desde Higo de Chumbo dulce y acido. Quedo a tus ordenes ieparra@yahoo.com.mx

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar! Los comentarios alimentan el blog y me gustan de todas las maneras, cortos o largos, dulces o amargos... La satisfacción de saber que estás ahí es enorme, así que te espero pronto.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...