Hemos probado: Labiarom de Pranarôm, una opción eficaz y natural contra las calenturas.

Pranarôm International es un laboratorio belga familiar bastante importante, por no decir uno de los más importantes dentro del mundo de la aromaterapia. Sus productos son de calidad contrastada ya que todos sus aceites esenciales son quimiotipados y muchos de ellos son certificados Bio. Como ya os contaba Natalia en su post acerca de cómo usar estos aceites, el quimiotipo es una consideración muy importante a tener en cuenta “Los aceites esenciales deben estar quimiotipados o perfil bioquímico (AEQT). Esto quiere decir que en el envase se debe indicar el nombre común, el nombre científico en latín, la molécula mayoritaria bioquímica, el origen geográfico y el órgano destilado de la planta.”

Pranarôm tiene varias líneas de productos. Labiarom en concreto pertenece a “Pranarôm science”, una gama que además nos brinda diversas alternativas naturales a problemas respiratorios, digestivos, articulares, musculares y cuenta incluso con soluciones para prevenir y tratar alergias, ayudarnos a aumentar nuestras defensas, combatir el estrés, la ansiedad, etc. Más adelante tengo en mente hablaros de alguno que ya he probado y utilizo asiduamente.

Pero siguiendo con lo que hoy tenemos entre manos, ¿quién no ha sufrido alguna vez las típicas y molestas “calenturas”? Esas “pupas labiales” que muchos hemos padecido desde muy pequeños, son los fastidiosos virus Herpes (Simplex o Herpes labial). De niños nos infectaron y quedaron latentes en nuestras células, acechándonos y activándose ante cualquier bajada de defensas (situaciones estresantes, ovulación en las mujeres, cualquier enfermedad…)

Lo peor de todo no es ya lo que afean las dichosas ampollitas, las costras, sino lo que pican (sobre todo al principio del brote) y duelen, resultando verdaderamente incómodas.




¿Qué nos dice la marca sobre el producto?

 “Labiarom es un Gel labial que te preserva de las pupas labiales. Un excepcional gel aromático que responde con eficacia a manifestaciones cutáneas en los labios. Con aceites esenciales 100% puros y naturales. Refresca y alivia las molestias que caracterizan estas complicaciones. Calma y elimina cualquier sensación de picor desde la primera aplicación. Sin aditivos químicos”.

INCI: Aqua; Essential oils (6%): Cinnamomum camphora ct cineole oil, Eucalyptus radiate leaf oil, Melaleuca quinquenervia, Citrus limonum peel oil, Mentha piperita oil, Tanacetum annuum, Sodium acrylate / Acryloyldimethyl taurate copolymer / Polyisobutene / Caprylyl capryl glucoside ; Vegetabel oils: Oenothera biennis, Simmondia chinensis, Calophyllum inophyllum, Argania spinosa, Rosa rubiginosa; Dehydroacetic acid / Benzyl alcohol; Tocopherol; phenoxyethanol; Citronellol, Citral, Geraniol, Limonene, Linalool (naturals).




En su web nos cuentan como curiosidad el doble significado de la palabra Pranarôm: PRANA (significa "aliento de vida") + ARÔM (hace referencia a las plantas aromáticas) = PRANARÔM (Aliento de vida y de salud global que aportan los aceites esenciales)

Mi opinión sobre la composición

La conveniente acción antivírica de todos y cada uno de los aceites esenciales que contiene (Ravintsara, Eucalipto radiata, Niaulí, Limón, Menta piperita, Hierba lombriguera) harán de este gel una solución natural realmente eficaz. Por otra parte, la combinación de los aceites vegetales (de Onagra, Jojoba, Argán y Rosa mosqueta), conseguirán evitar la desecación y descamación, manteniendo hidratada la piel de alrededor. Además la Menta piperita nos ayudará a disminuir en gran medida el picor por su marcado efecto antipruriginoso, lo que sin duda nuestra piel (y sobre todo nuestra mente) nos agradecerá teniendo en cuenta lo incómodo que puede llegar a resultar.

Desde que estoy inmersa en el mundo de la cosmética ecológica ¿Cuántas veces me habré preguntado porqué una marca que apuesta por lo natural, lo ecológico, que afirma en su etiquetado no contener ingredientes nocivos para la salud, es capaz de fastidiarlo (a mi modo de ver las cosas) introduciendo algo cuanto menos sospechoso, en su composición? 

Pues éste es uno de esos casos: el producto asegura estar libre de aditivos químicos y en el INCI vemos que figura un conservante, el “phenoxyethanol”, que parece ser susceptible de producir alergias e inmunotoxicidad, con un 4 en el baremo de peligrosidad según la base de datos del EWG.

Y como tantas otras veces me digo a mí misma ¿realmente existe la necesidad de introducirlo en la formulación? ¿No se podría haber prescindido de él?

Divagaciones aparte… y a pesar de todo, os diré que mi experiencia con este producto ha sido muy satisfactoria desde que lo descubrí, y hoy por hoy estoy convencida de que Labiarom puede que sea una de las mejores opciones naturales del mercado contra las calenturas. ¡Os aconsejo que lo probéis!

Packaging y precio

El gel viene en un tubito dispensador de 5 gramos con su caja de cartón. La boca del tubo es estrechita para evitar que salga demasiada cantidad de golpe y se desperdicie.  






Buscando entre tiendas online donde poder adquirirlo, me he encontrado con varios precios distintos de venta (abajo lo podéis ver), oscilando entre 6,63 y 9,90 euros (en ningún caso superando los 10 euros).

Textura y aroma

Su textura es algo más líquida que el aciclovir en crema (El famoso Zovirax o Virherpes, que suelen recetar los médicos) y la piel (en este caso “la pupa”) lo absorbe con rapidez de forma que al ratito de ponértelo ya no se nota nada.

El olor es muy fresco e intenso, a eucalipto y menta.


Cómo usarlo y rendimiento del producto

La marca nos recomienda tratar la zona afectada, 6 veces al día como mínimo, hasta su completa desaparición.

Yo me lo pongo entre 6 y 9 veces al día, según las circunstancias (evidentemente en casa más a menudo que cuando estoy en el trabajo)

Es importante empezar a aplicarlo lo antes posible, en cuanto se empieza a sentir el típico picorcillo y la zona empieza a enrojecerse. A veces lo pongo en círculos para que se absorba y no se note. Otras veces dejo un pegotillo encima de la calentura, sobre todo cuando estoy en casa, para que poco a poco la piel lo vaya chupando. De forma inmediata ya se nota alivio del picor y una agradable sensación de frescor.

¿Dónde comprarlo?

En la propia web de Pranarôm, podrás encontrar los puntos de venta más cercanos a tu domicilio, buscando por ciudad y por código postal. El resultado será un mapa señalizado con los lugares donde lo venden (generalmente farmacias o parafarmacias).

LO MEJOR:

Su eficacia: disminuye notablemente la duración del herpes (en 4 o 5 días la mejoría es tan evidente que casi no se nota y en una semana ya está curado del todo. Con el aciclovir, entre una semana y diez días).

LO PEOR: lo que os comentaba más arriba sobre el “phenoxyethanol”. Sin este componente, probablemente rozaría la perfección. ¡Es una pena!

Pero valorando pros y contras, todo en su conjunto: 

Le doy un...



Publicado por Marian


siguenos en facebook siguenos en Twitter Sígueme en Pinterest sígueme en Instagram Rss feed Canal de youtube

Comentarios

  1. Marian Dazanatura04 julio, 2014

    Hola Natalia. El repelente corporal de Flora lo utilizo cada verano desde que lo descubrí. Me encanta por su evidente eficacia y por su olor (otros que he probado me desagradaban). Ahora estoy probando el repelente en difusor eléctrico. A ver que tal me va...
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Natalia Daza05 julio, 2014

    Estoy cambiando la plataforma de gestión de los comentarios y es por eso que no se ven los antiguos... Cruzando los dedos para que todo funcione bien! Besos.

    ResponderEliminar
  3. Yo sufro mucho de esos herpes. Pero es que llegan casi sin avisar. Haré por comprarme uno para tenerlo en casa y que no pille desprevenida.

    ResponderEliminar
  4. Tomo nota del producto. Es una lástima que incluyan el phenoxyethanol en su formulación y más siendo la marca que es... Consejitos: intentar estar tranquila, con las defensas altas, protección solar en los labios y evitar el calor excesivo en la zona donde suele salir al depilar el labio.

    ResponderEliminar
  5. Natalia Daza07 julio, 2014

    Raquel, muy buenos consejos! Gracias!

    ResponderEliminar
  6. Marian Dazanatura08 julio, 2014

    SÍ Raquel, sabios consejos... sobre todo evitar el estrés que tanto merma nuestras defensas.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias Marian por esta interesante información. Yo también soy de las de "ay! qué estrés!, toma pupa", "ay! vaya trancazo!, toma pupa, "ay!..., toma pupa". Lo único que últimamente me ha ido medianamente bien han sido las mini pegatinas o parches de Compeed, pero la próxima vez que note ese picorcillo característico, voy a probar Labiarom y os comento qué tal.

    ResponderEliminar
  8. Marian Dazanatura30 julio, 2014

    Pues sí Moniq, ya nos contarás que tal...
    Besos

    ResponderEliminar
  9. ¿Se puede aplicar cuando salen por dentro del labio?

    ResponderEliminar
  10. Marian Dazanatura20 octubre, 2014

    Hola Iñaki. Pues en el envase pone muy claro que es de uso externo. Yo por si acaso no me lo pondría por dentro.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por comentar! Los comentarios alimentan el blog y me gustan de todas las maneras, cortos o largos, dulces o amargos... La satisfacción de saber que estás ahí es enorme, así que te espero pronto.

PATROCINADORES