Recomendaciones generales para tu dieta diaria

Estamos en una época del año donde nos marcamos nuevas metas. Una de ellas es la de "ponernos a régimen". Para mi este término no tiene ningún significado porque suele ser algo temporal, que más que ayudarnos, a la larga incluso nos puede perjudicar. Por mi experiencia en consulta, sé que no es fácil cambiar unos hábitos alimentarios que tenemos prácticamente desde que nacemos. Solemos tener intención de cambiarlos, mayormente, cuando queremos perder peso, no por salud o para prevenir enfermedades relacionadas con la alimentación. Os dejo unas recomendaciones generales para seguir en nuestra alimentación diaria, siendo conscientes y valorando que además de alimentarnos, debemos nutrirnos. Siempre suelo recordar que un buen comienzo es eliminar de nuestra alimentación lo que sabemos que no nos conviene. ¿Y qué no nos conviene? Buena pregunta... Como todo en la vida, todo depende... A pesar de eso, aquí van las pautas que recomiendo en mis consultas que bajo mi criterio son adecuadas.

RECOMENDACIONES GENERALES PARA TU DIETA DIARIA
  • Elaborar un plan y seguimiento de la dieta, tener programadas las comidas para no comer lo primero que pillamos en la nevera.
  • Realizar una lista de la compra y tener a mano el recetario.
  • Salvo alguna dieta específica, realizar 5 comidas al día.
  • No suprimir ninguna de las ingestas principales (desayuno, comida y cena) con el propósito de realizar la comida siguiente en mayor cantidad.
  • Comer despacio, masticando lentamente.
  • No picar entre horas. En todo caso, proporcionar alternativas de comida en el momento que se presente mucho hambre fuera de una comida como alguna fruta o una pequeña cantidad de frutos secos.
  • Realizar una dieta equilibrada introduciendo alimentos con todos los nutrientes: hidratos de carbono, proteínas, grasas, vitaminas y minerales; y todos los tipos de alimentos.
  • Consumir preferiblemente alimentos ecológicos que según numerosos estudios tienen mayor contenido en nutrientes, sobre todo antioxidantes, son más sabrosos y no contienen pesticidas (que se acumulan en el organismo) ni abonos químicos. Evitar los transgénicos.
  • Consumir alimentos integrales ricos en fibra beneficiosa para problemas de obesidad, estreñimiento, hiperlipidemias y prevenir problemas cardiovasculares. Es importante garantizar una ingesta mínima de fibra diariamente.
  • Suprimir al máximo los lácteos, la harina de trigo refinada, la bollería industrial, azúcar blanco, las grasas trans (de origen vegetal hidrogenadas), los alimentos muy procesados.
  • Introducir alimentos nuevos en tu alimentación que quizás no conoces o usas poco... como semillas, cereales, frutos secos, algas... no tengas miedo a experimentar con ellos, aquí os dejo algunas recetas para que veáis lo fácil que es.
  • Optar por bebidas vegetales (arroz, quinoa, avena o de frutos secos), dulces esporádicos elaborados en casa, azúcar de caña integral (personalmente tomo la de rapadura) y sal marina natural.
  • Suprimir en la medida de lo posible el alcohol, el tabaco, la cafeína, edulcorantes artificiales y los aditivos artificiales. 
  • El alcohol, las bebidas refrescantes o el azúcar blanco nos aportan calorías carentes de valor nutricional y ya no sólo eso, son unos roba-minerales de primer orden...
  • Para cocinar, uno de los mejores aceites es el de oliva virgen extra ya que la temperatura necesaria para que se queme es superior a la que necesita el aceite de semillas que son más aptos para tomarlos en crudo.
  • Dar prioridad a las proteínas y a las grasas de origen vegetal frente a las de origen animal, sobre todo grasas saturadas.
  • Disminuir la ingesta de pan convencional y sustituirlo por pan integral de diferentes harinas como trigo, centeno, kamut y con levadura madre a ser posible.
  • Moderar el consumo de sal.
  • Algunos tipos de cocción se deben limitar como el caso de fritos, rebozados, estofados o caldos con mucha grasa. Preferiblemente al vapor, hervido, plancha, horno...
  • No son aconsejables las comidas preparadas y los aperitivos como croquetas, canelones, patatas de churrería...
  • El agua es fundamental y se ha de tomar de forma continuada a lo largo del día. Una buena opción es el agua con limón, que es un gran alcalinizante del organismo.
  • Realizar ejercicio físico. Es esencial para la consecución del peso adecuado y también para su mantenimiento. Andar al menos 45 minutos a paso ligero tantos días a la semana como se pueda. No se debe subestimar el ejercicio...
  • Es importante respetar las horas de sueño y perseguir un equilibrio emocional.
Cada persona tiene unas necesidades concretas y se debe valorar si tiene alguna enfermedad o afección que exija especificar estas recomendaciones.

El hecho de cambiar nuestros hábitos requiere de fuerza de voluntad, una consciencia despierta de que lo hacemos por nuestro bien y aceptar la transición con la mayor naturalidad posible. En el próximo post os daré algunos consejos para superar ese salto de manera equilibrada.

Si tenéis alguna duda o queréis comentar vuestra experiencia, no dudéis en compartirlo.

Besitos dietéticos...



Comentarios

  1. Natalia muy interesante y totalmente de acuerdo, esto se debe hacer todo el año (que conste que en casa lo hacemos) y no hay mejor manera de sentirse bien que cuidándose.
    Siempre digo que con ese poco cuán felices serían las personas.
    El placer de cuidarse por salud...
    Un abrazo guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si Nero Beauty,
      Si algunas personas que tienen molestias diarias como falta de energía, mareos, afecciones de piel... modificaran algunos hábitos notarían una gran mejoría. Y es tan bueno sentir esa energía tanto física como mental!!!
      Un besote linda.

      Eliminar
  2. Natalia, me parece que has escrito un post muy completo. A mi parecer no te has olvidado de nada y es muy interesante lo que cuentas. Sólo añadiría que es muy importante que el pan sea de composición cien por cien integral, porque muchas veces intentan engañarnos poniendo en el envase "pan integral" y luego miras la composición y resulta que tiene poco de integral, o le han añadido salvado para oscurecerlo.
    Un beso, guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marian,
      Toda la razón con lo del pan integral... Este tema de los engaños de la industria alimentaria es algo que ya forma parte de la filosofia de ellos... Vamos a ver como le metemos el rollo al consumidor de que es bueno o que está enriquecido o que... Todos son parches!
      Me viene a la cabeza algo que me dicen mucho en consulta... "Si yo tomo azúcar integral". Claro, los mismos cristales blancos que primero le han quitado la melaza y luego se la han vuelto a poner... Son estas cosas del ser humano...
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hola Natalia!
    Va muy bien como recordatorio tener una lista tan bien hecha como esta. La estoy imprimiendo y voy a marcar con subrayador aquello que todavía me cuesta y la pondré en la puerta de la nevera.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Conxita,

      Pues la verdad es que es buena idea lo de tenerlo a mano... además es bueno leerlo varias veces para que nuestro cerebro lo retenga bien... ;-)

      Un abrazo grande.

      Eliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por comentar! Los comentarios alimentan el blog y me gustan de todas las maneras, cortos o largos, dulces o amargos... La satisfacción de saber que estás ahí es enorme, así que te espero pronto.

PATROCINADORES