La transición dietética: aceptar que necesitas un cambio.

La transición dietética es aquella en que la persona desea hacer una transición gradual a una dieta más saludable, incluyendo aquellos que han modificado previamente sus dietas y aún necesitan mejorarlas. La depuración del organismo se realiza mediante varios órganos como hígado, riñones, pulmones, intestinos y piel.
Los cambios que implican la dieta, estilo de vida y actitud tomarán caminos individuales que dependen de la decisión y compromiso de la persona, la fortaleza y debilidad inherentes, la diferencia entre la dieta previa y la nueva y la rapidez del cambio.
Cuando una nueva dieta se adopta, se pueden esperar algunas reacciones como cambios en los procesos bioquímicos dentro de cada célula. Si la nueva dieta es aún más depuradora, entonces las viejas toxinas se liberan, algunas veces haciéndonos sentir incómodos o mal y esto se conoce como “reacciones de sanación” y pueden ser:

  • Tensión o dolor cervical que puede subirse hacia la cabeza. Dolor abdominal y en particular en la zona del hígado (lado derecho del abdomen). El dolor de cabeza es bastante común.
  • Desequilibrios digestivos como gases, diarrea, calambres abdominales…
  • Orina oscura, heces abundantes y malolientes
  • Debilidad, sensación de frío o calor.
  • Transtornos emocionales como impaciencia, depresión, tensión…
  • Más necesidad de sueño e incluso sueños extraños.
  • Tipos de excreciones físicas como flujos vaginales, nasales, capa blanca en la lengua, granos, salpullidos y erupciones cutaneas, olores corporales, fiebre…
En general estas reacciones deberían manifestarse como máximo 2 semanas, aunque se pueden alargar en el tiempo. Las mujeres embarazadas no deben cambiar drásticamente su dieta porque la liberación de toxinas pueden dañar al feto. Evitar sustancias intoxicantes y productos muy refinados y repletos de químicos.

Ley de Hering: en algunos casos de depuraciones estrictas se presenta la reaparición de síntomas de enfermedades antiguas mal curadas.  Según la medicina tradicional japonesa si no existe meigan (reacción de sanación) no existe cura. La mayoría de las reacciones implican que el cuerpo se está limpiando a sí mismo de toxinas. Las manifestaciones exteriores o físicas pueden ser leves o bastante agudizadas, dependerá del control en el proceso depurativo.

ALIMENTOS Y NUTRIENTES PURIFICADORES Y DESINTOXICANTES
DURANTE LA TRANSICIÓN

Consumir alimentos purificadores para facilitar el proceso como verduras, frutas, semillas, granos, legumbres o germinados.

¿Qué alimentos y nutrientes son apropiados?

  • La clorofila que purifica la sangre y favorece la absorción de hierro en la sangre además de ayudar al hígado en su función depurativa: en suplementos como el VERDE DE ALFALFA (Soria Natural, 100 comprimidos-11,50 € aprox. Ó Solgar, 100 comprimidos-8,20 € aprox), VERDE DE CEBADA (Soria Natural, 100 comprimidos-11,50 € aprox), la ESPIRULINA (Marcus Rorher, Enzime, Solaray), la CHLORELLA (Sura vitasan, Health Aid), ORTIGA VERDE (Urtica dioica) (Soria Natural, 100 comprimidos-15,50 € aprox ó Solgar, 60 cápsulas-27,50 € aprox.), alga KLAMATH.
  • Oligoelemento AZUFRE. El Rábano negro es una buena fuenta (Holofit Rábano negro de Equisalud, 60 cápsulas-13,70 € aprox.)
  • Vitamina C
  • Ácido algínico: que se encuentra sobre todo en las algas pardas como el KOMBU y COCHAYUYO. Absorbe metales pesados, colesterol y retardan la absorción de la glucosa, absorben isótopos radioactivos.
Alga Cochayuyo
  • Alimentos como la alcachofa, miso, limón, perejil, algas hiziki y cochayuyo, semillas de lino, espárragos, apio, remolacha, pomelo, rábanos, champiñones y toda clase de setas, germinados de alfalfa, mijo, azukis, umeboshi, ajo, manzana, semillas de girasol...
    Limón
  • Plantas depurativas: Boldo, Cardo Mariano, Diente de León, Llantén menor, Zarzaparrilla, Cola de Caballo, Alcochofera, Tomillo..
Cardo Mariano

Fuente: Sanando con alimentos integrales (Paul Pitchford).

Comentarios

  1. Me ha encantado tu blog así que no lo voy a perder de vista porque cada vez me gusta más cuidarme y poquito a poquito voy encontrando la voluntad y la constancia para llevarlo a cabo.
    ¿Tienes algún post en el que hables de ello?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miss Divina,

      Me alegro que te agrade el blog... En el apartado de dietética y nutrición tienes post relacionados con ese tema. También te puedes hacer seguidora de varias formas, ya sea facebook, twitter, recibir un email con las entradas o participar a través de la cuenta de google.

      http://dazanatura.blogspot.com/search/label/Diet%C3%A9tica%20y%20nutrici%C3%B3n

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Muy buen post Natalia. Lo de las algas algo había oído y últimamente las nombras bastante. ¿SAbes como se pueden consumir? ¿Tú las consumes?
    Un beso y gracias por tanta información valiosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa! Pues para que veas que aún las nombro más... no sé si has visto que te respondí en tus preguntas del post anterior... y vuelvo a hablarte de las algas.
      Cada alga tiene unas particularidades culinarias. Unas son más fáciles de preparar pero por lo general no tienen casi ninguna dificultad.
      Para empezar podrías adquirir un par. Por ejemplo la Kombu y la Arame. La Kombu la podrás encontrar o en lamínas enteras de unos 10 x 5 cm de color marrón oscuro verdoso o también en láminas ya partidas. Esta alga es muy fibrosa y se utiliza para cocciones largas. Yo la añado a las lentejas, a las judías que además van ayudar a digerir mejor y que se ablanden mejor la legumbres. Cuando hagas por ejemplo unas lentejas añades directamente un trozo del alga y a chup chup... luego no la deseches, te la comes.
      La otra que te indico es la arame... que se vende en paquetes de unos 50 g. Son como filamentos duros de color negro. Esta se cocina súper rápido y la añades tal cual hervida en las ensaladas, en las cremas o purés o donde se te ocurra. La puedes dejar en remojo un poquito si quieres y luego la cocinas unos 20 minutos. No te asustes por el olor a mar que produce cuando se cocina, luego no sabe a mar...

      Eliminar
  4. Natalia,
    Me ha parecido una información muy interesante, que habitualmente no se suele encontrar.
    Gracias.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la transición es un aspecto muy muy importante porque dependerá de llevar a cabo de manera satisfactoria el cambio que queremos (o deseamos)... y no es fácil.

      Eliminar
  5. Me encanta saber que el ácido algínico absorbe metales pesados. A partir de ahora.. más Kombu!! Gracias por la toda la información

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno eh??? Las algas tienes propiedades muy interesantes. Un besote guapísima!

      Eliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por comentar! Los comentarios alimentan el blog y me gustan de todas las maneras, cortos o largos, dulces o amargos... La satisfacción de saber que estás ahí es enorme, así que te espero pronto.

PATROCINADORES