Esencia de bergamota

El aceite esencial de Bergamota (Citrus Bergamia), o mejor dicho esencia de bergamota, es uno de esos aromas que gusta a casi todo el mundo. Su aroma cítrico entre naranja y mandarina te sube el ánimo con sólo acercarlo a la nariz. Y es que es uno de los aceites esenciales por excelente para apaciguar el mal humor...

Este aceite se obtiene por la expresión en frío de la cáscara del fruto de la bergamota (híbrido entre la naranja y el limón y que no es comestible), como ocurre con los cítricos. Las principales moléculas que contiene son limoneno, acetato de linalino y linalol.


A nivel aromaterapéutico

Es uno de los aceites esenciales por excelencia para apaciguar el mal humor, así que podemos llamarlo como el aceite del buen humor, pero también nos va a ayudar a querernos más, a no autocriticarnos tanto y no ser negativos, por lo que nos alivia sentimientos de vergüenza, timidez y miedo. 

Uso: Que tienes que hablar en público, empapas unas gotas de aceite esencial de bergamota en un pañuelo de papel y lo vas oliendo antes de la charla.

Su aroma refrescante y cítrico es perfecto para añadirlo a formulaciones para perfumar ya sea en el hogar o para elaborar un agua de colonia.

Es calmante y ayuda a conciliar el sueño. Como coadyuvante en casos de estrés, depresión, ansiedad. Hay algunos especialistas que lo recomiendan para aquellas personas que están intentando dejar de fumar. Uso: en difusión atmosférica.

Es útil para problemas de inapetencia y anorexia. Antiséptico y antifúngico, cistitis, infecciones y candidiasis.

A nivel dermatológico

Lo tendremos en cuenta para pieles acnéicas porque es un buen antiséptico, antiinfeccioso y cicatrizante. Desodorante.

También para problemas de seborrea y exceso de grasa capilar. Uso: Añadir un par de gotas en el champú cuando lo estamos lavando.

También se recomienda para la psoriasis y para el vitíligo o despigmentación de la piel.

Como precaución debemos considerar que es altamente fotosensibilizante porque contiene furocumarinas (algunas son el bergapteno y la bergamotina) por lo que no debemos exponernos al sol después de su aplicación. Existen laboratorios que comercializan este aceite con concentraciones mínimas de furocumarinas, por lo que éste no tendrá las mismas propiedades (sobre todo en el tratamiento del vitíligo) ni tampoco nos ofrecerá su aroma característico. Si queremos utilizarlo por ejemplo para problemas de acné y en una fórmula facial optaremos por el aceite sin furocumarinas, aunque lo lógico sería utilizar otros aceites esenciales no fotosensibilizantes.

Depende del uso es mejor diluirlo en algún aceite vegetal y no conviene en embarazadas ni bebés.

La bergamota tiene propiedades muy buenas pero personalmente la utilizo sobre todo en el campo psicoemocional o aromacológico, esto es en como nos afecta una determinada esencia compuesta de moléculas en nuestras emociones.

Nuestro sistema nervioso y respiratorio están conectados a través de las neuronas olfativas. Cuando una molécula aromática llega a nuestra cavidad nasal, es atrapada y se desencadenan una serie de estímulos que llegarán al hipotálamo del sistema límbico a través del bulbo olfatorio, que además del sitio del cerebro que regula muchas funciones vitales como la producción de la hormona de crecimiento, las sexuales, las tiroides, adrenales y también los neurotransmisores como la serotonina o la dopamina tan importantes en el control del estado de ánimo, también es el sitio del cerebro donde se identifican los olores. Es ahí donde se regulan funciones como la frecuencia respiratoria, la temperatura corporal, el apetito, la líbido...

"Cuando olemos, nuestro cerebro responde".


Marcas que ofrecen esencia de bergamota y que son las que he probado y me dan confianza:
  • La Redoma Creativa. Bio. 10 ml. 7,20 €. Aquí puedes encontrarlo.
  • Pranarom. Bio. 10 ml. 7,80 € aprox.
  • Aroma-Zone. Bio. 10 ml. Esta empresa también lo comercializa sin furocumarinas.

Y finalmente, ¿no os habéis preguntado por qué al principio he puntualizado "mejor dicho esencia de bergamota"?

No es que quiera rizar el rizo, pero aprovechando la entrada de la bergamota, me gustaría aclarar que a nivel semántico no es lo mismo "esencia" que "aceite esencial". Se ha generalizado el nombrar aceite esencial (incluso a los aromas artificiales, horror!!!). Ambos términos son usados en Aromaterapia y debemos saber que hay un diferencia:
  • Aceite esencial: es el producto obtenido por la destilación con vapor de agua de plantas aromáticas de sus diferentes partes (hojas, flor, madera, raíz, corteza, fruta...). La esencia se transforma bajo la acción del oxígeno, el agua, la temperatura. Las moléculas aromáticas se transforman debido a procesos químicos de oxidación, hidrólisis...
  • Esencia: es el producto obtenido de la expresión mecánica de la piel (cáscara) de los cítricos frescos (naranja, mandarina, limón, pomelo, bergamota, lima...). No es correcto el nombre de aceite esencial porque no hay ninguna modificación química debido a solventes o al vapor de agua ya que se obtienen directamente de la propia esencia de la piel.
¿Te dejas sucumbir por el aroma de los cítricos? Feliz día.
siguenos en facebook siguenos en Twitter sígueme por Correo sígueme en Instagram Rss feed Canal de youtube

Comentarios

  1. Pues la verdad es que me gusta bastante el olor de los cítricos, aunque me gustan también otros muchos (vainilla, coco). No conocía las propiedades en el campo psicoemocional de la bergamota. Gracias por la entrada
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los aromas juegan un papel increíble en las emociones... Recuerdos, sensaciones, alegría, tristeza... Cada vez soy más consciente y realmente los aceites esenciales son súper potentes.

      Eliminar
  2. ¡Me viene caída del cielo esta entrada! tengo preparado un pedido a Aroma-zone y llevaba un par de días preguntándome cuál era ese aceite esencial (o más bien esencia, ahora que lo has aclarado ;) que tanto me gustó, entre naranja, mandarina y limón, y no lograba dar con cual era. Así que ya puedo darle al carrito! Además, parece una broma lo del mal humor, veo que es justo lo que necesito jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Beatriz la Emperatriz... jejeje... qué bueno!!! Ya me dirás qué experimentas. Por cierto sigo tu blog a través de Bloglovin. Me ha gustado mucho! Saludos.

      Eliminar
  3. Desconocía las propiedades de la bergamota en el campo psicoemocional. Una entrada muy interesante. Tomo nota de este ae para próximas compras. Gracias y besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Raquel, cada vez estoy más metida en el tema de la Aromaterapia... y no pretendo convencer a nadie pero es increible los resultados que se consiguen. Además estoy experimentando yo misma y estoy alucinando! Me tiene fascinada este mundo!

      Eliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por comentar! Los comentarios alimentan el blog y me gustan de todas las maneras, cortos o largos, dulces o amargos... La satisfacción de saber que estás ahí es enorme, así que te espero pronto.

PATROCINADORES