La arcilla

El tema de la arcilla da mucho de sí... Podría escribir una entrada larguísima. Sé que los que están realmente interesados quizás llegarían al final pero como el tiempo es oro, voy a intentar sintetizar para que quede claro porque la arcilla es tan recomendable. Me voy a basar en su uso cosmético y no para ser ingerida.

La arcilla es un concentrado mineral natural que contiene diversas sales minerales (oligoelementos) esenciales de las cuales algunas son asimilables. Basicamente la arcilla son silicatos, es decir el silicio se une a muchos oligoelementos y dependiendo de cual sea mayoritariamente formará varios tipos de arcillas: kaolinitas, illitas, bentonitas, montmorillinitas.

Propiedades de la arcilla:
  • Poder absorbente. Es como una esponja natural. Por ejemplo la arcilla verde tiene una capacidad de absorción de hasta el 30 % de su peso. Absorbe líquidos y gases (meteorismo)
  • Poder adsorbente: capacidad de incorporar determinadas sustancias cargadas químicamente. Pero ¿qué significa exactamente eso? Tiene un gran interés terapéutico que ya tiene la capacidad de fijar o captar algunas sustancias para conseguir un fín. Por ejemplo, fijar toxinas en mascarillas que a ayudarán a eliminar impurezas...
  • Capacidad cubridora: se comporta como una pomada natural.
  • Aporte minerológico: muy rica en oligoelementos esenciales (C, Fe, Al, Na, K, Zn…).
  • Poder alcalinizante: sólo la arcilla verde que tiene un ph=8,1, por ejemplo para acidosis estomacales
La arcilla debe tener unos requerimientos para que su uso sea terapéutico, es decir que no vale cualquier arcilla.

Las arcillas naturales de La Redoma Creativa están testadas microbiológicamente para descartar la presencia de patógenos y otros organismos que suelen contaminarlas.


Tienes información concreta de sus variadades de arcilla en www.dazanatura.com.

Aquí os indico alguno de los usos a nivel externo de las arcillas:

  • Mascarilla o pasta: preparando la cantidad necesaria de arcilla con agua o hidrolato hasta conseguir la viscosidad precisa. Por ejemplo la típica mascarilla de arcilla para la cara, que es facilísima de preparar pero super efectiva. Dependiendo el tipo de piel pondrás una arcilla u otra. 
    • Para piel grasa con impurezas: arcilla verde con hidrolato de menta o geranio, se deja actuar hasta que se seque y se retira con agua. También se pueden añadir unas gotitas de algún aceite esencial apropiado como petitgrain, limón o geranio. Después una cremita hidratante y resultado increíble. 
    • Para la cuperosis: arcilla roja con hidrolato de manzanilla. Para esas rojeces del rostro que son alteraciones de tipo vascular que son como arañitas y que encuentro en pieles sensibles. También aparecen por alteraciones de tipo emotivo o por cambios bruscos de temperatura.
  • Cataplasmas: preparando una pasta con la cantidad suficiente como para poder aplicar una capa gruesa en la zona a tratar. Se puede aplicar con una gasa. Por ejemplo para tratar la celulitis.
  • Baños locales: para cuidados y curas de pies y manos... Preparar una mezcla con agua y sumergir los miembros. También para baños completos.
  • Vendas: para aliviar inflamaciones o estados de cansancio. En este caso la arcilla roja es fantástica.
  • Arcilla en polvo: para hongos o mal olor de pies. Arcilla blanca y unas gotas de aceite esencial de árbo de té o de palmarrosa.

Hemos visto como usar la arcilla cuando la adquirimos en polvo y somos nosotros quienes hacemos nuestras formulaciones y mezclas, pero también encontramos productos ya preparados para usar y listo.

Una marca que me encanta es Cattier. Muchos de productos contienen arcilla como dentífricos, cremas de manos... pero tiene una línea de mascarillas ya preparadas para cada tipo de piel que es un placer usarlas.

- Arcilla verde lista para usar. Con arcilla verde y blanca. Pieles grasas.


- Mascarilla para pieles secas. Con arcilla amarilla y hamamelis.


- Mascarilla para pieles sensibles. Con arcilla rosa y aloe vera.


- Mascarilla para pieles grasas. Con arcilla verde y menta.


Yo tengo un "protocolo" para dejar la piel de la cara oxigenada, suave y preparada para algún día especial:

- Aplicar un exfoliante. He de confesar que según me dé o me lo formulo yo o uso uno ya preparado. Por ejemplo si me lo hago yo: con un poco de gel base de la Redoma creativa, añado una cucharadita de algún agente exfoliante como los microgránulos del escaramujo de la rosa mosqueta y unas gotitas de aceite esencial de lavanda. Masajeo suavemente dando círculos y retiro con agua tibia. También tengo otras opciones como las que tenéis en la tienda.









- Aplicar la mascarilla. Lo dicho, o me la hago yo casera o utilizo alguna de las que tengo en la tienda.

Comentarios

  1. Me parece muy interesante todos lo que nos cuentas Natalia. No sabía nada de la arcilla y sus múltiples propiedades. Cada día aprendemos cosas nuevas.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola bonita.
      La arcilla a nivel terapéutico tiene propiedades tremendamente interesantes. Es uno de los activos que utilizo en bastantes formulaciones.
      Besitos.

      Eliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por comentar! Los comentarios alimentan el blog y me gustan de todas las maneras, cortos o largos, dulces o amargos... La satisfacción de saber que estás ahí es enorme, así que te espero pronto.

PATROCINADORES