La cosmética natural no es cara

En el último post que publiqué, Argumentando la cosmética natural, empezaba diciendo que la cosmética natural NO es cara... No creáis que digo esto y me quedo tan ancha, no.

Para empezar, diría que todo es relativo y subjetivo según los ojos que lo vean. Para alguien, caro son 100 euros y para otra persona resulta asequible. Así que partiendo de esa base, toda opinión es respetable.

Para afirmar esto lo voy a argumentar explicando que es una crema facial, que es una de las formas cosméticas que más se utilizan.

Aunque la definición de crema facial es más compleja, siendo directa diría que no deja de ser una emulsión de una fase acuosa y una oleosa y que esa mezcla se consigue añadiendo una serie de componentes que nos dará la formulación final.

Los componentes de las cremas son principios activos, excipientes y aditivos. Por lo general, el gancho comercial de marketing suele ser el principio activo y que curiosamente es el que, en muchos casos, menos cantidad se pone.

El excipiente principal de una crema es el agua, con un % muy elevado en el conjunto de la formulación, hasta 90 % en algunos casos. Los aceites o grasas o la mezcla de agua con grasa también son excipientes.

En cosmética natural, los excipientes también pueden ser hidrolatos, extractos de plantas...

Los aditivos, a mi parecer, son los problématicos. Conservantes, colorantes, perfumes, correctores...

Para que una crema tenga un "buen aspecto" y tenga unas condiciones de conservación óptimas, se deben añadir compuestos que cumplan esa función. La diferencia entre la cosmética convencional y la natural estriba sobre todo en que aditivos utilizan.

Muchas marcas de cosmética convencional utilizan parabenos como conservantes. También se utilizan fenoxietanol y propilenglicol y alguno más que no cito porque estos son los más conocidos... Aunque no me gusta lo que voy a poner y un día me gustaría saber por qué, hay alguna empresa de cosmética no convencional que está utilizando fenoxietanol en sus productos.

Esos conservantes son baratísimos y además está comprobado que producen reacciones nocivas a nuestro organismo.

De todas maneras, no sólo el tema de los conservantes en la cosmética es importante, también hay otros compuestos que pueden determinar la calidad de una crema.

Una vez insisto en ver el INCI de los productos. Yo prefiero usar un producto, cuyos componentes no sean derivados petroquímicos ni que esté plagadito de aditivos que disfrazan la formula final. Un ejemplo es el que comentaba antes de los tan utilizados parabenos como conservantes. Otros son los correctores que hacen que el producto "mejore su presentación" como el EDTA (sales de acido etilendiaminotetracetico. Sí, tiene tela el nombre). Aceites minerales que taponan la piel y no deja que transpire de manera natural como por ejemplo la parafina (paraffinun liquidum petrolatum) cuyo coste para el fabricante es bajísimo, se puede estocar durante largos periodos sin que sufra alteración ninguna (¿y eso es natural?). Y un largo etcétera que hacen que me pregunte si realmente merece la pena pagar menos por un producto cuyo coste de fabricación es mínimo y cuyos beneficios son nulos e incluso más perjudicial que otra cosa.

Por favor, no estigmaticemos que la cosmética natural es cara. El producto que se adquiere vale porque los componentes son "reales", se extraen de semillas, plantas, flores, frutos, árboles, arcillas... y no se intenta disfrazar ni el color, olor, aspecto...

Además de la composición en sí del producto, para una empresa existen unos costes directos e indirectos como el packaging, personal, publicidad, márgenes y muuuuuuchas cosas más que determinarán el precio final de dicho producto. Y ahí también, cada empresa es un mundo y cada una busca sus beneficios.

Por desgracia, cada vez más, hay personas con problemas de piel. Aunque hablaré más adelante, bien es cierto que nuestro aspecto de la piel está condicionado en gran medida en como estamos por dentro (tanto física como psíquicamente) pero también en la exposición de agentes tóxicos, muchos en la cosmética del día a día.

Comentarios

PATROCINADORES