COMER ENVEJECE...

Adjunto un breve escrito publicado en la revista "Magazine" nº 588 del 2 de enero de 2011. (Por Sandra Fernández).

COMER ENVEJECE.  Por la boca muere el pez... y envejece el hombre. Ingerimos más cantidad de comida de la que necesitamos, sobre todo a través de alimentos de reciente creación para los que no estamos genéticamente "diseñados".

Cuanto menos comemos, más vivimos. Lo dice la teoría: la reducción calórica es directamente proporcional a la longevidad. Y lo confirma la práctica: "Es una teoría que, en el hombre, por la dificultad de someter a ningún voluntario a ella, no se ha podido demostrar, pero sí en monos. Tras estudiarlos durante más de 20 años se ha visto que, si comen menos, no sólo viven más, sino que padecen menos enfermedades como diabetes, trastornos cardiovasculares o atrofia cerebral", explica el doctor Julián Bayón, responsable del departamente de Antiaging de Planas Day Madrid.
Además, añade Bayon, "lo que comemos nos envejece. Primero, por la cantidad: comemos mucho más de lo que realmente necesitamos; y segundo, por la calidad de lo que ingerimos ya que, aparte del efecto nocivo que tiene para nuestra salud la comida basursa, la mayor parte de lo que consumimos se compone de ingredientes cuya aparición en la alimentación humana es relativamente reciente. Este choque entre lo que comemos y el modo en que nuestro organismo está "diseñado" es perjudicial para nuestra salud. Y lo que la daña, limita nuestra longevidad y deteriora la calidad del envejecimiento".
¿Solución? "No se trata de comer menos y ya está", avisa este especialista: "Hay que mantener una riqueza de nutrientes mínima para evitar un déficit importante de alguno. a efectos prácticos y para hacerlo cada uno en su casa, se podría resumir en:
  • REDUCIR LA CANTIDAD: Ingiera entre un 20 y un 30 % menos de lo que come ahora. Hágalo de forma progresiva y siga una alimentación variada, sana y equilibrada.
  • PERJUDICIAL: La comida basura daña la salud y deteriora la calidad del envejecimiento.
  • NUTRIENTES: Mantenga la riqueza en nutrientes para que el efecto no sea adverso.
  • AL MÉDICO. Un especialista le analizará y le pondrá una dieta adecuada a sus necesidades.

Comentarios

  1. Ufff, yo soy de la buena mesa, y eso que comer envejece, como que no me ha gustado un pelo!

    Será cuestión de comer menos, porque mejor creo que ya no puedo!

    Me encantan tus entradas, las encuentro muy útiles!

    Besoides!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias por comentar! Los comentarios alimentan el blog y me gustan de todas las maneras, cortos o largos, dulces o amargos... La satisfacción de saber que estás ahí es enorme, así que te espero pronto.

PATROCINADORES