RELACION ENTRE FIBRA Y COLESTEROL

Los hidratos de carbono suministran energia a todas las células. También ejercen como lubricantes de las articulaciones del esqueleto, forman parte de algunas hormonas y actúan como reguladores a nivel intestinal. Las proteínas pueden desempeñar gran cantidad de funciones: enzimáticas, reguladoras, de transporte, estructural, defensiva o inmunológicas, de reserva y energética. Los lípidos de reserva, estructural, mecánica, transportadora, térmica y reguladora.


La fibra es un hidrato de carbono de origen vegetal no asimilable, esto es, que no puede ser descompuesta en componentes absorbibles.

La fibra se puede dividir en soluble, que en contacto con el agua tienen la capacidad de gelificación y se encontraría en alimentos como la fruta (peras, manzanas), la avena, las legumbres, las algas (sobre todo agar-agar) principalmente.

La fibra también puede ser insoluble que tiene poca capacidad para captar agua y que es resistente a la degradación bacteriana del intestino y se excreta intacta por las heces, por lo que tienen efecto laxante. Se encuentra en cereales integrales, legumbres, verduras, pieles de frutas, arroz o semillas.

La fibra no sólo capta agua sino también sustancias orgánicas e inorgánicas como hidratos de carbono, grasas, proteínas, vitaminas, minerales, sales biliares, colesterol, aspecto que en algunos casos tienen efectos perjudiciales… pero la fibra ejerce propiedades beneficiosas en el tracto digestivo y presenta más ventajas que algún efecto no deseable.

El colesterol es un lípido insaponificable de origen animal, que aunque el organismo es capaz de sintetizarlo depende del aporte de los alimentos. Desempeña funciones importantes ya que es precursor de hormonas, de la vitamina D y de las sales biliares. Forma parte también de las membranas celulares. El colesterol suele encontrarse en alimentos ricos en grasas saturadas.

El colesterol se produce principalmente en el hígado y viaja a través de la sangre unido a unas lipoproteínas que puede ser tipo LDL de baja intensidad que envían el colesterol al cuerpo y de tipo HDL de alta densidad que remueven el colesterol de la sangre. Un exceso de colesterol LDL (malo) puede obstruir las arterias del organismo provocando enfermedades cardiovasculares.

Existe una relación inversa entre la ingesta de fibra y el índice de enfermedades cardiovasculares provocadas en muchos casos por unos niveles altos de colesterol LDL.

La fibra actúa absorbiendo parte del colesterol (y también de los triglicéridos) que provienen de la dieta, disminuyendo su absorción y siendo eliminados por las heces. Las fibras solubles ejercen una buena acción para sintetizar mejor el colesterol sanguíneo.

 
¿Sabias que…?


La fibra de los alimentos tiene beneficios muy importantes para la salud cardiovascular y también intestinal.

La pectina (tipo de fibra soluble) de las manzanas, el salvado de avena y las semillas de zaragatona (Plantago psyllium) han sido motivo de diversos estudios confirmando la disminución de colesterol en sangre.

Comentarios

PATROCINADORES