HIPERTENSION ARTERIAL

La hipertensión es la elevación continua de la presión sanguínea o de la fuerza con que la sangre presiona contra las paredes arteriales, las cuales transportan la sangre desde el corazón hasta el resto del organismo.


La hipertensión suele ser asintomática por lo que muchas personas la padecen sin saberlo, con el riesgo de tener enfermedades cardiovasculares y renales.

El hecho de tener una presión elevada implica que nuestras arterias se puedan engrosar y endurecer, que el corazón tenga que trabajar más o que las arterias de nuestros riñones se engrosen y por lo tanto no puedan filtrar tantos desechos que les llegan de la sangre, entre otras afecciones.

Se habla de hipertensión primaria cuando no se conocen los factores que la desencadenan (al parecer entre 90-95 % de las personas que la padecen) y de hipertensión secundaria cuando va asociada a alguna enfermedad (en muchos casos renales y endocrinológicos).

Los principales factores que influyen y que se relacionan con una elevación de la presión arterial son:

  • Sexo masculino pero a partir de los 60 años se equiparan en los 2 sexos.

  • Edad superior a los 55-60 años.

  • Hereditario.

  • Tabaquismo

  • Exceso de sal

  • Obesidad y sobrepeso.

  • Exceso de alcohol.

  • Sedentarismo.

Será el médico quien nos diagnostique nuestro estadio de hipertensión y el historial médico el que pueda sugerir el por qué de esa elevación de la presión sanguínea. En algunos casos el médico tratará con algún tipo de medicamento diurético o específico para la hipertensión.

Presión en mmHg (milímetros de mercurio):



Normal: igual o inferior a 130/85


Normal alta: 130-139/85-89


Hipertensión leve: 140-159/90-99


Hipertensión moderada: 160-179/100-109


Hipertensión grave: 180-209/110-119


Hipertensión muy grave: igual o superior a 210/120

Teniendo en cuenta los factores antes indicados que favorecen la hipertensión, es esencial cambiar los hábitos de vida pero por lo que respecta a la alimentación y la dieta es esencial atender a algunas recomendaciones:

  • En pacientes con hipertensión leve sin problemas graves de corazón o renales es muy importante la práctica regular de ejercicio aeróbico (andar, natación, bicicleta…)

  • En casos de obesidad y sobrepeso, dieta especifica para reducir peso. Esto lleva también a una reducción en la ingesta de grasas y proteínas de origen animal.

  • No fumar y reducir al máximo el consumo de alcohol.

  • Reducir la ingesta de sal. Se sabe que la mayoría de las personas ingerimos más sal de la que es recomendable (la Organización Mundial de la Salud recomienda 5 g de sal al día –1,92 g de sodio- pero el Institute of Medicine recomienda 3,75 g al día –1,5 g de sodio-).

El sodio proviene de la sal que añadimos para cocinar pero también la que forma parte de los alimentos de forma natural y la que contienen los procesados y a veces en cantidades exageradas.

La sal “oculta” de algunos alimentos:

  • Aditivos que contienen sodio (E-339, E-401, E-500…).

  • Latas de tomate, mahonesas, kétchup, mostaza.

  • Patatas fritas o snacks fritos de bolsa.

  • Embutidos

  • Muchos platos precocinados.

  • Cereales refinados tipo Kellogs.

  • Aceitunas enlatadas…

Recomendaciones:

  • No exceder de 2 g de sodio/día.

  • Utilizar sal marina no refinada o integral o sal de hierbas o utilizar hierbas aromáticas o especias.

  • Comer verduras y frutas frescas ricas en potasio y magnesio (existe una relación inversa entre estos minerales y la hipertensión arterial).

  • En dietas muy estrictas, cocinar con hervidos.

  • Zumo de apio (diurético leve).

  • La alicina del ajo disminuye la presión sanguínea..

  • Alimentos bajos en sal. Vigilar las etiquetas.

Un factor importante que sería aplicable a todo en general, es controlar el estrés y favorecer la relajación y el autoconocimiento.


Cantidad de sodio en g por 100 g de alimento crudo:


  • Aceitunas verdes: 2 g

  • Sopa de sobre: 5,8 g

  • Huevo entero: 0,15 g

  • Queso curado: 1,2 g

  • Puré de patata de sobre: 1,9 g

  • Cuajada: 0,1 g

  • Carne de cerdo: 0,07 g

  • Salmón: 0,05 g

  • Gambas: 1,60 g

  • Ajo: 0,03 g

  • Avellanas: 0,006 g

  • Judías verdes: 0,004 g

  • Pera: 0,003 g

  • Plátano: 0,002 g

Comentarios

PATROCINADORES