ASTENIA PRIMAVERAL

Con la llegada de la primavera, nos encontramos, en muchos casos, personas que se quejan de sentirse cansadas, faltas de energía, que despiertan como si no hubieran descansando en toda la noche… Y sobre todo, les resulta conmovedor porque esa fatiga se produce sin motivo aparente, incluso sin realizar un esfuerzo físico considerable.

Ya lo dice el refrán: “En primavera, la sangre altera”. Es una época de cambios más acusados: los días empiezan a ser más largos y estamos expuestos a más luz solar, empezamos a quitarnos ropa, llueve, hace viento, se nubla, sale el sol de repente. Es como el revoloteo de una mariposa que no acaba de posar...

Todos los cambios necesitan un periodo de adaptación y precisamente nuestro cuerpo, si no está bien preparado, sufre alguna alteración. Dicha alteración tendría que considerarse como algo normal y propio del ciclo vital pero no debemos dudar de consultar con un especialista si tenemos síntomas que se alargan en el tiempo o muy acusados. Se debe tener en cuenta que la fatiga puede ser el resultado de muchos factores (hipotensión, diabetes, anemias, infecciones agudas, depresión, exceso de medicamentos…)

Teniendo una visión global de la astenia primaveral como un estado de cansancio temporal y falta de energía tanto física como mental, la medicina naturista propone unos remedios, que aparte de disminuir los síntomas, beneficiarán a todo nuestro organismo en conjunto.

Es una buena época para hacer ayunos y descongestionar nuestro hígado.

Un producto muy aconsejado es la jalea real. Este producto apícola tiene muchísimos beneficios pero en este caso destaco sus propiedades estimulantes, tonificantes y revitalizantes. Es ideal para niños, embarazadas, deportistas, ancianos… Una preparación muy apta es la jalea real liofilizada, que conserva todos sus principios en largo tiempo. La jalea real fresca es muy apropiada pero tiene el inconveniente de su conservación.


Jalea Real liofilizada
Ana Maria Lajusticia
60 cápsulas
11,90 € aprox
Se recomienda tomar entre 1-2 cápsulas al día preferiblemente por las mañanas.
 
 
 
 
 
 
Es época de introducir alimentos de naturaleza fresca que estimulen y asciendan la energía como los germinados, fermentados y sabores ácidos de limones, pomelos, fresas, tomates. Abundantes hortalizas, frutas y algas.


Tomar algún complejo de vitaminas del grupo B y/o minerales. La levadura de cerveza es una buena alternativa.

Inositol-Levadura de Cerveza
Soria Natural
64 comprimidos
5,80 € aprox. Se recomienda tomar 2-3 comprimidos al día.
El inositol es considerado como una vitamina, aunque no es esencial. Interviene en muchas funciones del organismo, entre ellas en el equilibrio de algunos micronutrientes que previenen los problemas nerviosos.


En aromaterapia, las esencias de romero, limón, mejorana, menta o eucalipto estimulan el sistema nervioso y reducen la fatiga. Si además visitas a un quiromasajista y te realiza un masaje con aceites esenciales, el resultado es muy positivo.

El hierro es un mineral que favorece que la sangre transporte el oxígeno a los tejidos, órganos y músculos. La falta de esta oxigenación puede dar lugar a fatiga.


Liquid B complex con hierro.
Contiene la mayoría de las vitaminas del grupo B y está endulzado con miel.
Nature's Plus
236 ml
35,00 € aprox.
 
 
 
 
 
 
La Fitoterapia ofrece algunas plantas medicinales para tratar la astenia y mitigar sus síntomas. El romero (Rosmarinus officinalis), ortiga verde (Urtica dioica), avena (Avena sativa), damiana (Turnera diffusa). Estas plantas se pueden tomar en infusiones, extractos (líquido o seco). Para aumentar la vitalidad se puede añadir una rodajita de jengibre (Zingiber officinale).
 



Raiz de jengibre fresco








Algunas plantas más estimulantes que pueden aliviar temporalmente la fatiga, pero que no conviene abusar: Té negro (Camellia sinensis), ginseng (Panax ginseng o guaraná (Paullinia cupana).

Comentarios

PATROCINADORES