29 abr. 2010

ALGUNOS SUSTITUTOS DEL AZUCAR BLANCO

La mayoría de las personas están habituadas a tomarlo todos los días y forma parte de nuestra dieta casi de manera obligatoria porque ya se encargan “unos cuantos” de que así sea.

Pero más allá de esta costumbre existen unas alternativas más saludables, sin crear los riesgos de salud que supone su ingesta. Como dijo Paracelso: “La dosis hace al veneno”. No es cuestión de alarmar pero si de concienciar de que existen otras posibilidades.

AZUCAR BLANCO: gran desmineralizante y acidificante del organismo. En España, la mayoría se obtiene de la remolacha azucarera y sufre un proceso industrial que la convierten en una “sustancia mega-procesada” sin aportar ni un solo nutriente aunque si produce deficiencias de minerales y vitaminas, disminuye las defensas, aumenta la grasa corporal, altera la flora bacteriana y produce hipoglucemias reaccionales, entre otras cosas. En Medicina Tradicional China se dice que el azúcar en un gran productor de humedad y algunos estudios confirman que el azúcar reduce la actividad de los leucocitos (los glóbulos blancos que intervienen en nuestro sistema de defensa del organismo) en 3-5 horas después de su consumo.

Algunos sustitutos:

  • Azúcar integral de caña o azúcar de rapadura: conserva los minerales y vitaminas de la caña de azúcar.

  • Melazas de cereales (de arroz, cebada…).

  • Miel de abeja: excelente antiséptico. No conviene abusar y siempre tomar de origen ecológico. Muchos fabricantes colocan azúcar en las colmenas por lo que no mantienen la recolección natural de las abejas. La miel cruda es la mejor.

  • Stevia: planta muy edulcorante, sin calorías y muy apta para diabéticos.

  • Siropes de manzana, de pera o de arce: no apto para diabéticos.

¿Sabías que?

Existen endulzantes aptos para diabéticos: los edulcorantes artificiales como el aspartamo (E-951) o la sacarina (E-954), y algunos polioles como el manitol (E-421), el sorbitol (E-420i) o el xilitol (E-967) que son sintéticos (originariamente se extraían de plantas pero ahora se comercializan manipulados) que han sido objeto de estudio por sus efectos tóxicos en el organismo. En algunos países están prohibidos.

Consejo: si debes optar entre tomar un producto que contiene edulcorantes (suele poner 0 % azúcar) y otro que contenga otro tipo de endulzante, es mejor terapéuticamente que consumas el último.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por comentar! Los comentarios alimentan el blog y me gustan de todas las maneras, cortos o largos, dulces o amargos... La satisfacción de saber que estás ahí es enorme, así que te espero pronto.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...