ACEITE PARA PIERNAS CANSADAS

El aceite para piernas cansadas está formulado para disminuir la sensación de pesadez y dolor y también para prevenir problemas circulatorios como varices, calambres o edemas a la vez que tonifica y revitaliza la piel.
La sinergia de los aceites esenciales elegidos confieren una sensación refrescante y relajante.

En una base de aceite vegetal de almendras dulces se añade:

- Oleato de hipérico (Hypericum perforatum). Conocido como el aceite de los golpes, calma el dolor y activa la circulación sanguinea.
- Aceite esencial de menta (Mentha piperita). Efecto calmante en piernas y pies hinchados. Proporciona un efecto vasoconstrictor casi inmediato.
- Aceite esencial de romero alcanforado. (Rosmarinus officinalis camphoriferum). Con propiedad lipolítica y descongestinante venoso.
- Aceite esencial de eucalipto citriodora (Eucalyptus citriodora). Es un efectivo y aliviante antiinflamatorio. Se utiliza también para artritis, tendinitis o ciáticas.
- Aceite esencial de ciprés de Provenza (Cupressus sempervirens). Es un descongestionante venoso y linfático. Ideal para varices y edemas y congestión de las piernas.
- Aceite esencial de pachuli (Pogostemon cablin). Aunque se le conoce más por su utilización en cosmética, es un aceite de primer orden para piernas pesadas, varices o deficiencia de circulación venosa y linfática.
- Aceite esencial de gaulteria (Gaultheria procumbens). Gracias a su composición rica en salicilato de metilo tiene propiedades antiinflamatorias y antirreumáticas.
- Aceite esencial de limón (Citrus limonum). El limón tiene muchas propiedades pero interesa por su acción antiinflamatoria, drenante y descongestionante.
- Aceite esencial de hinojo (Foeniculum sativum). Combate la celulitis y los edemas.

Notas:

Se recomienda aplicarlo por las mañanas y por las noches o las veces que se considere necesario. Es importante realizar un pequeño masaje ascedente, esto es desde los pies hasta los muslos (y sobre todo no olvidar los pies). De esta manera favorecemos la circulación de retorno (venosa) y la linfática. Es interesante también ejercer una suave presión en la zona plantar del pie, en los gemelos y en los muslos siempre en dirección ascendente.

No aplicar en heridas abiertas, quemaduras ni mucosas. Antes de aplicar, realizar una pequeña prueba para comprobar que no existe reacción alérgica. No lo pueden usar las embarazadas ni niños menores.

Comentarios

PATROCINADORES