LA IMPORTANCIA DEL AGUA EN EL ORGANISMO

En nuestro planeta Tierra 3/4 partes de su superficie está compuesta por AGUA; y de manera casi paralela, el organismo de los seres humanos también contiene entre el 55 y el 80 %.

El agua es formulada como H2O; es decir, que una molécula de agua se compone de dos átomos de hidrógeno enlazados a un átomo de oxígeno.

Es muy importante mantener los niveles hídricos corporales de manera estable, es decir que el agua que ingerimos debe ser muy parecida al agua que expulsamos a través de la orina, heces y sudor.

El agua en el organismo transporta el oxigeno y los nutrientes a los tejidos, pero también se encarga de retirar los residuos y los productos de desecho del metabolismo celular.

Según la mayoría de los expertos, tenemos unas necesidades diarias de ingerir entre 2 y 3 litros de agua. La mitad de esta ingesta proviene del agua mineral y la otra mitad de la alimentación.

De todas maneras la ingesta de agua depende de la actividad física que se realice, de la época del año en que nos encontremos, patologías o afecciones que tengamos y también si tomamos sustancias diuréticas que nos implique el tomar más agua.

Dependerá también de la situación personal de cada individuo en el sentido de edad, sexo, embarazo, vejez...

Ahora bien, es necesario mantener el cuerpo hidratado que no es lo mismo que tomar bebidas "refrescantes".

Las bebidas con gas son consideradas hiperosmolares, deshidratan. El alcohol también deshidrata.

El agua mineral o las infusiones hidratan nuestro organismo.

Las bebidas isotonicas tienen una gran capacidad de rehidratación, es decir, de recuperar la hidratación perdida. No se deben confundir las bebidas isotonicas con los refrescos, o con las bebidas llamadas energizantes o vigorizantes.

Existen unos remedios caseros y naturales de bebidas isotonicas.

- Agua de arroz

- Limonada alcalina que se prepara con 1 vaso de agua, 1/2 zumo de limón exprimido, una pizca de sal o de bicarbonato y 1 cucharadita de azucar.

Comentarios

PATROCINADORES