ROMERO (ROSMARINUS OFFICINALIS)

El romero (Rosmarinus officinalis) es un arbusto propio del mediterráneo de hojas verde oscuro y de flores azuladas o violetas, que empiezan a salir al finalizar la primavera y comienzo del verano.

Del romero se emplea sus hojas y el aceite esencial. Contiene linalol, alcanfor, zineol, taninos, entre otros constituyentes, gracias a los cuales les confiere unas propiedades medicinales:

- Colagogo, es decir, beneficioso para las funciones del hígado porque aumenta el flujo de bilis.

- Tónico digestivo por problemas de dispepsias, hinchazón abdominal, flatulencias (carminativo).

- Antioxidante ya que es una de las plantas con más ácidos que le confieren esta virtud.

- Emenagogo, es decir, que regula el ciclo menstrual.

- Problemas circulatorios ya que se ha demostrado que aumento el flujo sanguíneo coronario y es útil para problemas de la presión sanguínea.

- Problemas capilares como la fragilidad o la caspa, gracias a la diosmina (flavonoide). Con las hojas se puede preparar una infusión que acondiciona el cabello, tonificando el cuero cabelludo y fortaleciendo el cabello. Existen bastantes productos en el mercado, tanto faciales como capilares, que incorporan romero, especialmente para tratar la grasa.

- Dolores musculares gracias a su aceite esencial.

- Faringitis. Un infusión con llantén mayor (Plantago major) puede ser útil para hacer gargarismos.

- Jaquecas y agotamiento nervioso. El romero puede aliviar las jaquecas provocadas por el exceso de trabajo y la tensión nerviosa. También puede ser eficaz contra la migraña.

- Uso culinario.

Nota:

Precaución en personas con la presión sanguínea elevada o ulceras crónicas.
Prohibido durante el embarazo y en mujeres que dan el pecho, sobre todo como aceite esencial puro.

Se deben usar las dosis terapéuticas recomendadas.

La infusión caliente de hojas de romero empapada en una compresa de algodón sirve para aplicarla sobre hematomas o esguinces, o como ayuda para curar las heridas e irritaciones cutáneas.

Con alcohol de romero se pueden dar una friegas cuando tenemos dolores lumbares por ejemplo.

Fuentes consultadas:
- Basset, R. et al. (2005). Enciclopedia de las medicinas alternativas. Barcelona: Editorial Oceano.
- José, E. (1984). Tisanas y plantas medicinales. Barcelona: Parramón Ediciones, S. A.
- Barnes, J; Anderson, L; Phillipson, J.D. Herbal Medicines. Pharmaceutical Press.

Comentarios

PATROCINADORES