MENTA PIPERITA (MENTHA PIPERITA L.)

De la familia de las Labiadas, es una planta que se cultiva, pero suele crecer también en estado silvestre, por terrenos frescos y húmedos. Se utiliza la totalidad de la planta. La menta piperita es una planta de reconocido prestigio por las propiedades medicinales que se le otorga:

- Ayuda a expulsar el exceso de gases intestinales (carminativa).

- Buen antivomitivo.

- Estimula al hígado aumentando la secreción de la bilis.

- Dolencias como diarreas, colitis e hinchazón abdominal por una mala absorción de las grasas.

- Contra gripes y resfriados, gracias al mentol.

- Disuelve mucosidades gracias a sus ácidos acético y ascórbico.

- Contra la tos y faringitis.

- Es antiséptica, por lo que se puede utilizar en problemas de la piel como heridas, picaduras de insectos, eccemas, picores, escozores por irritación dérmica.

- Halitosis o mal aliento.

Muy importante:

En caso de utilizar aceite esencial, nunca aplicar en la piel sin diluir.

No debe ser utilizada en personas con hernia de hiato.

Precaución durante el embarazo y lactancia.

El aceite de menta debe administrarse en cantidades mínimas, en raros casos de sensibilidad al mentol, puede producir insomnio y nerviosismo. No apto para niños menores de 5 años.

Nota:

El mentol, un componente de los aceites esenciales, de olor y sabor refrescante, herbáceo, ligero y dulce-agrio, se encuentra en la menta piperita. El mentol tiene propiedades antiespasmódicas, aumenta la producción de jugos gástricos (mejora la digestión) y previene infecciones.

Comentarios

PATROCINADORES