16 abr. 2009

MANZANA

Es una de las frutas más demandadas, junto con las naranjas. Sus virtudes terapéuticas son numerosas aunque no destaca especialmente por el aporte de ninguna vitamina o mineral específico, sino por su equilibrio perfecto de nutrientes.

Una manzana de unos 170 gramos aporta unas 94 Kcal. Un 85% de su composición es agua, por lo que resulta muy refrescante e hidratante. Los azúcares, la mayor parte fructosa (azúcar de la fruta) y en menor proporción, glucosa y sacarosa, de rápida asimilación en el organismo, son los nutrientes más abundantes después del agua.

Es fuente discreta de vitamina E (acción antioxidante, interviene en la estabilidad de las células sanguíneas como los glóbulos rojos y en la fertilidad) y aporta una escasa cantidad de vitamina C.

Es rica en fibra, que mejora el tránsito intestinal y entre su contenido mineral sobresale el potasio (necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal, interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula). Las propiedades antioxidantes de la manzana se deben a los elementos fitoquímicos que contiene, más abundantes en la piel, en concreto, polifenoles (quercitina, flavonoides).

Limpia los dientes y fortalece las encías.

Reduce el colesterol, desintoxica y es antivírica.

Neutraliza la indigestión y el ardor de estómago y previene el estreñimiento. Regula la diarrea.

Nota:

Es antidiarreica y laxante suave.

Aunque parezca contradictorio, su alto contenido en pectinas la convierten en un buen regulador del intestino, de manera que se constituye un laxante suave en casos de estreñimiento, especialmente cuando se come a primeras horas de la mañana. Al mismo tiempo el valor absorbente de las pectinas la hacen ideal en casos de colitis, diarrea, gastroenteritis y en todos aquellos casos en que se manifieste una defecación demasiado abundante y blanda.


Fuentes consultadas:
- Garrido, R. (2003). Alimentos y plantas que generan salud. Barcelona: Morales i Torres Editoriales, S.L.
- Basset, R. et al. (2005). Enciclopedia de las medicinas alternativas. Barcelona: Editorial Oceano.
- Schneider, E. (1986). La salud por la nutrición. Madrid: Editorial Safeliz, S.L.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por comentar! Los comentarios alimentan el blog y me gustan de todas las maneras, cortos o largos, dulces o amargos... La satisfacción de saber que estás ahí es enorme, así que te espero pronto.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...